“Si yo te amo y si Tú me amas… ¿qué importa todo lo demás?”

Efectivamente Señor: “si yo te amo y si Tú me amas… ¿qué importa todo lo demás?”

¿Cuándo me convenceré de esto? y ¿cuándo todo mi ser se verá traspasado por esa pregunta y por esa verdad? “Si yo te amo y si Tú me amas, ¿qué importa todo lo demás?”

Señor: yo te pido esta noche la gracia de IMG-20191215-WA0024.jpgconvencerme de esto para siempre, la gracia de que esta verdad arraigue en mi corazón hasta el fondo y eche raíces y se apropie de todas y cada una de las fibras de mi alma y de mi ser. Si yo te amo y si Tú me amas… ¿qué me importa todo lo demás?, ¿qué más da el resto?

Que yo aprenda a poner mi corazón solo en Ti, que de verdad venga a cantarte mis amores porque Tú seas mi Amor: el único Amor de mi vida, el verdadero, el solo Amor… porque en la vida Tú nos has creado así.

Hay muchos amores, hay muchos cariños, hay muchos afectos… que son tuyos y son buenos, pero que a veces… no sé comprender bien, que a veces no sé vivir bien, y se convierten -esos cariños, esos afectos- en motivaciones que me alejan de Ti.

Uno puede tener muchos amores, pero amor verdadero… solo se puede tener uno en la vida y yo quiero que el amor verdadero, el absoluto de mi vida seas Tú; y que todos los demás cariños y amores de la vida estén rendidos a Ti, vengan de Ti y vuelvan a Ti. Y siendo esto así: “si yo te amo y si Tú me amas, ¿qué importa lo demás?” ¿Qué importa lo que piensen? ¿Qué importa lo que digan? ¿Qué importa lo que juzguen? ¿Qué importa si -por quererte a Ti solo y entero- piensan que no quiero a nadie? ¿Qué importa si por ser fiel a Ti y a tu llamada de ser Tú mi absoluto, otros me juzgan dura, fría, distante, poco simpática? “Si yo te amo y si Tú me amas, ¿qué importa lo demás?”

“Al verte niño en el portalito he comprendido que no sé amar”.

A Ti no te importó despojarte de tu rango y tomar la condición de esclavo y sin embargo a mí cuánto me cuesta todavía despojarme de todo para ser de verdad tu esclava. Tú te despojaste de todo: de tu rango, del rango de Dios, para pasar por uno de tantos y a mí me cuesta despojarme de mi rango… cuando ni siquiera tengo rango, no soy nada… Soy una pobrecilla criatura, pero a veces caigo en la tentación de creerme alguien y de creer que lo mío, mi nombre, mi imagen… tienen algún valor.

Al verte niño en el portalito, he comprendido que de verdad no sé amar. “Si yo te amo y si Tú me amas, ¿qué importa todo lo demás?” IMG-20191209-WA0041.jpgY traigo una pena dentro del alma, Señor, y tú lo sabes… y espero que en tu bondad, en tu condescendencia, en tu ternura, me vas a consolar. Mi pena es esa: que dentro de mi corazón todavía quedan muchos restos de mí, muchos restos de mi egoísmo, muchos restos de amores que no son Tú, muchos rincones de mi corazón y muchas fibras de mi alma que no te pertenecen por completo.

Esa pena traigo en el alma, Señor, confiando en que en tu misericordia me vas a ir curando y me vas a consolar. Si yo te amo y si Tú me amas, ¿qué importa lo demás?, ¿qué más da?

Te pido también la gracia del don de Fortaleza para luchar contra mi egoísmo, para doblegar mi voluntad a la tuya y a tu deseo de ser amado con un corazón indiviso. Dame el don de la Fortaleza para luchar contra mi egoísmo, que tantas veces aflora y tantas veces se cuela en mi corazón ocupando el lugar que solo a tu amor pertenece.

Cuando te veo así, Jesús, de verdad que no sé bien en qué pienso cuando no quiero padecer, cuando no quiero luchar por entregarte mi corazón entero. Qué fácil es decir: “te doy mi corazón, tómalo”; pero después no preocuparme de que cada latido de ese corazón sea enteramente tuyo, sea enteramente “por Cristo, con Él y en Él”. Qué fácil es decir que te lo doy, pero olvidarme de que te lo tengo que estar entregando a cada instante y de que debo luchar cada minuto de mi vida para que ese corazón sea siempre tuyo, solo tuyo y nada más que tuyo, cueste lo que cueste, pase lo que pase. Aunque tuviéramos –como dice la Santa Madre- que morir mil muertes para conseguir amarte de verdad.

SiIMG-20191215-WA0030.jpg yo te amo y si Tú me amas… ¿qué más da?, ¿qué importa lo demás? Eso pensaste Tú cuando aceptaste redimirme a mí, cuando aceptaste la Encarnación para mí, para mí sola. No te sentaste a hacer cálculos ni a buscar el modo de que fuera todo más fácil y más sencillo para Ti, sino que me miraste con amor eterno, me deseaste con deseo eterno, y respondiste a tu vocación grande, preciosa, única, para mí: ser mi Redentor.

El Padre te dijo: “quiero que redimas a ésta”, y no preguntaste más, solamente dijiste: “¡quiero!, ¡aquí estoy!” Y todo lo demás ya me lo sé. Pero ese acto de amor infinito, eterno, me lo brindaste a mí, a mí sola y pensaste justamente eso: “Padre, si Yo la amo y ella me ama… ¿qué importa lo demás?” “Si Yo la amo, si Tú la amas y ella nos va a poder amar… ¿qué importa lo demás? ¡Aquí estoy! Dame un cuerpo, dame un Corazón y allá me lanzo de cabeza a la aventura de ser hombre para redimirla.”

Tú fuiste así de generoso, Jesús; eres así de generoso cada día en la Eucaristía, ¿y yo…?

“Al verte, Niño, en el portalito he comprendido que no sé amar”, ¡enséñame! Desde tu pequeñez, desde tu silencio, desde la pobreza del pesebre, desde el silencio al que te has reducido voluntariamente al nacer sin saber hablar… desde todo eso que has asumido al nacer de una mujer… ¡enséñame!

Porque viéndote comprendo que no sé amarte, pero aún así y todo… Señor yo descanso en Ti diciéndotelo mil y mil y mil veces más: si yo te amo, aunque sea torpemente y si Tú me amas, ¿qué importa lo demás?

8 comentarios en ““Si yo te amo y si Tú me amas… ¿qué importa todo lo demás?”

  1. Deseo tener una gran devoción a María. Deseo que en todos los momentos de mi vida mi oración (y la de todos los demás por mí)sea:Jesús, María, hágase tu voluntad. Que yo sepa morirme a mí misma y seguirte con la cruz a cuestas.
    Tan debil soy!tal vez soy narcisista.

    Me gusta

  2. El amor de Dios es tan grande, que no soy digna de ese amor, un amor que solo él nos puede dar. Sin límite, a pesar de mi pecado, de mi frialdad, de mi desobediencia…. Él me ama y me amará siempre. 🤗🤗🙏🙏👍👍🌷🌷🌷🌷🌷❤️❤️❤️

    Me gusta

  3. Yo lo q veo son ansias infinitas d poder amar a Cristo ,como se merece. Pero acaso algún cristiano está preparado para ello. No!!! Porque somos seres imperfectos, seres a los q les falta saber amar como el Hijo amó al Padre y a la humanidad. El se sometió a los mandatos d su Padre, no le importó despojarse de su rango durante tantos años, no le importó nacer ,aterido d frío ,por el frío d la humanidad. No le importó ser perseguido desde bebé, porque tenía una confianza ciega en el Padre, en su verdadero Padre. No le importó ,llevar una vida escondida en Nazaret, así lo quiso su Padre. No le importó tener una corta vida pública ,para comunicar a la humanidad lo q el Padre quiere, no le importó entregar su vida ,su Cuerpo y su Sangre para alimentarnos, curarnos durante dos mil veinte años y los q sean necesarios. Eso es Amor , porque Él es el Amor. Él no se hace preguntas vanas. Él va al núcleo d la verdad, q es lo q el Padre quiere para nosotros. Lo q su
    Santísima Madre , también quiere. Eso es Amor. Lo primero q necesitamos es Confianza en Él, como el confía en su Padre. Para amar como Cristo, nos tenemos q hacer un Cristo en Él, igual a Él. Acaso estamos preparados? Acaso queremos obedecer de esa manera?, Acaso, en nuestro corazón cabe un Amor tan grande. No!!! Sólo somos humanos imperfectos con ansias d eternidad.Pidamos hoy al Niño Dios nos otorgue la gracia d amarle con un corazón proporcional al suyo, q poco a poco vayamos amándolo, sin más interés q el de agradarle a Él. Sin más interés q quererle a Él ,todo lo demás se nos dará por añadidura. Así , querremos a los demás como Él quiera q los queramos. Debemos alejarnos de la tentación d lo q piensan los demás. De lo q juzgan los demás. Como dice nuestra Madre en Medjugore, por q juzgais? No juzguéis. Gracias Madre Olga por esta reflexión. Q Dios las siga bendiciendo.
    Ya en otra ocasión ,le dije esto no es mío. Escribo lo q el Señor quiere q escriba. Luego no se queda archivado, por favor si no es mucha molestia, remítame mi reflexión. Gracia

    Me gusta

  4. ¡Alabado sea Jesucristo! Madre Olga María. Me he sentido muy identificada con su reflexión. Doy Gracias, por haberla encontrado, que bien hace. Unidas, en el Señor. Bendiciones año 2020.

    Me gusta

  5. Madre feliz año, soy Maria Josefina de la República Dominicana, me encanto esa meditacion me identifique totalmnte con la misma. Mil gracias por ayudarme tanto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s