Amor mutuo

Otro requisito, otra virtud importantísima del seguimiento: el amor mutuo. “El amor es ceñidor de la unidad consumada”, nos dice San Pablo. Es una ley evangélica fundamental: la comunidad cuyos miembros no están unidos por el amor, o está enferma, o está en proceso de destrucción.

“Hay que seguir al Capitán del amor: Jesús” (Camino 6, 9). Este amor llevado a todas sus exigencias asegura la presencia de Cristo en medio del grupo, el amor es la presencia de Jesús en la comunidad. Garantiza además la paz y la conformidad comunitaria y siempre es aval de vida religiosa y señal del amor de Dios en cada uno. Para eso podemos confrontar textos. Podemos ver Camino 4, 7 y 5 Moradas 3.

Es muy importante esto: el amor mutuo asegura la presencia de Jesús en el grupo. ¿Por qué? Porque lo dice Él: “Donde hay dos o más reunidos en mi Nombre allí estoy”. El amor mutuo en las hermanas, en la comunidad, hace a Jesús real, presente, visible.

Que no se ncropped-img-20190630-wa0572.jpgos olvide que nuestros hermanos, los griegos de hoy, los que no tienen fe, los que no creen en nada –lo dicen ellos, que no creen en nada- los que buscan, pueden venir a nosotras como fueron donde el pobre Felipe y decir: “Queremos ver a Jesús” y… ¡tienen derecho a pedirlo, ¿eh?, y a exigirlo! Y ¿cómo vamos mostrar a Jesús? ¡El amor mutuo! “Que sean completamente uno para que el mundo crea”, “¡amaos y el mundo creerá!”

El testimonio del amor mutuo es el más urgente para dar hoy en la Iglesia y el que más en crisis está. Porque yo he oído muchas veces, con dolor lo digo –es algo que gracias a Dios no lo he experimentado ¿eh? Dios me ha preservado de eso. Pero lo he oído en otras personas que están en la Vida Religiosa, o han estado– que la mayor tragedia es estar en una comunidad ¡donde los miembros de esa comunidad no se quieren, no se aman! Yo repito que eso no lo he experimentado nunca, ¡gracias a Dios! Pero me consta que es una realidad que existe y ¡es una realidad que nos tiene que preocupar muchísimo y nos tiene que doler muchísimo!, porque es una enfermedad grave en la Vida Consagrada, ¡es una lacra tremenda! y redunda en mal de todo el Cuerpo Místico. No es ninguna tontería. ¡El amor mutuo!

2 comentarios en “Amor mutuo

  1. Dolorosa la ausencia del amor mutuo y dificil, que no imposible, reconocer qué hago yo por ese amor mutuo en mi circulo cotidiano (hablo de vecindad, de familia, de amigos, de parroquia). Qué dificil se me hace llevarlo a la práctica cuando todo va bien ( salud, dinero y amor) y cuando todo va mal….casi roza lo imposible!!! Largas horas de adoración ante El para darle esa sonrisa cuando todo va mal!! Largas horas de lecturas y seguimiento de sus consejos, Madre Olga, para no despistarme de hacía donde tengo que ir entre tanta dispersion. Muchas gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s