El seguimiento en Camino de Perfección

El seguimiento en el Camino de Perfección, ella nos lo presenta de una manera muy muy suya -yo iba decir muy teresiana, claro- muy suya. Quien quiera aprender a seguir a Cristo que lea y se adentre en las enseñanzas que Santa Teresa expone en el Camino de Perfección. El Camino es el camino por donde se anda, ¿no?, por donde efectúa el seguimiento. El Camino es el libro del seguimiento, de la Vida Consagrada y de la consagración. Aquí precisa ella lo que es la Vida Religiosa y cómo hay que vivirla para que cumpla su misión dentro de la Iglesia. Ella tiene una conciencia clarísima de que la Vida Consagrada tiene una razón de ser en la Iglesia y en los primeros capítulos del Camino se extiende mucho en declarar eso.cropped-img-20180401-wa0068.jpg

El Camino de Perfección podríamos decir que es el vademecum de la Vida Religiosa, aunque muchos no lo crean y muy pocos religiosos lo hayan leído y lo hayan trabajado, pero es verdaderamente el vademecum de la Vida Religiosa y el manual de iniciación para cuantos se arriesgan a hacer el camino de Cristo.

Aunque con matices muy propios y muy específicos para el Carmelo femenino, para sus hijas –que es para quienes ella escribe el libro– lo que enseña es común y provechoso para todo religioso, para toda religiosa, sirve para todo el mundo -y también para los no-religiosos- pero de manera especial para los consagrados y consagradas.

Hay un texto clave en el Camino de Perfección que es el que tenemos al comienzo del capítulo primero. Santa Teresa hace en él una síntesis de lo que significa y de la finalidad de la Vida Religiosa: qué es y para qué es la Vida Religiosa.

Primero nos dice que el sentido de la vida es servir a Dios, su deseo es que “vayan adelante en el servicio del Señor” (Cf. Prólogo n. 3). Y con un objetivo muy concreto, muy importante, que también se ha perdido muchas veces en la Vida Consagrada: defender a la Iglesia, hacer Iglesia.

¿Los medios? Poner la vida, vivir los consejos evangélicos, orar… y todo eso haciéndolo en comunidad para hacer más fuerza. Porque el seguimiento de Jesucristo -salvo rarísimas excepciones- es en común.

De hecho, Él creó una comunidad con los apóstoles y con ellos convivía, compartía, ejercitaba la paciencia, contemplaba las historias entre ellos de que quién es el primero, quién es el último, quién es el más importante, quién es el menos importante… Era una comunidad como cualquier otra donde a veces se perdían y se olvidaban del Señor y no le entendían nada; IMG-20191005-WA0030.jpgdonde más o menos le seguían, unos mejor, otros peor, unos con más luces y otros con menos; y donde lo único que estaba claro es que le querían y porque le querían, ellos habían sido llamados, estaban con Él e iban con Él. Luego ya… iban como podían. Y de vez en cuando tenían ideas estupendas como discutir quién era el más importante, quien no lo era… y luego llega la “bendita” madre de los “benditos” Zebedeos a decir que el puesto a su derecha y el puesto a su izquierda… –que la señora … en fin…- pero la reacción de los otros no fue mejor. Ella muy… para que sus hijos… pero los otros se pusieron de uñas de inmediato… En fin: muy virtuosos todos. Y Jesús ¡con una paciencia!… esperando y queriéndoles por encima de todo.

Pues esto viene a propósito de que todo en la Vida Consagrada en comunidad tiene un valor mucho mayor y es designio de Dios, Él creó comunidad y la Iglesia es pueblo de Dios y es comunidad de fe, comunidad de creyentes.

Y luego nos dice Santa Teresa que hay una garantía de éxito para animarnos. Primero nos pone las banderillas y al final nos dice: ¡tranquilas! que esto siempre funciona si hacéis lo siguiente: “confiar en Dios –volvemos a las mismas– que nunca deja de ayudar a quien por Él se determina a dejarlo todo”. Pero entonces sí. Si tú te determinas, esto funciona fijo. Ahora, como no te determines del todo o te determines a plazos y a trocitos o con condiciones…  ya la garantía… ¿? ¡puede pasar de todo! Pero si tú te determinas a dejarlo todo por Él, la Santa garantiza que va a salir bien.

Así que ya sabéis: a determinarnos para que nos funcione la garantía. Si no… es como si no te la sellaran. Tienes garantía, pero si no te la sellan, no te sirve de nada, ¿no? Pues ¡a determinarse a dejarlo todo, sin guardar nada! porque cuando tengamos una pizquita de contrabando, ya no funciona la garantía.

Todo es todo: sin reservarnos nada. Y esto es peligroso, porque tenemos una capacidad impresionante de reservarnos… aunque sea una cosita de nada, ya no funciona. “Es que no sé lo que pasa en mi vida que no…” Pues revisa, porque alguna tendrás aunque sea en la entretela del bolsillo, saca todo –bueno, no sacas todo, se supone que ya lo has sacado– dale la vuelta al bolsillo y ves si hay algo dentro, pegado, aunque sea metido entre la costura. Del bolsillo hay que sacar todo, hasta el tamo.road-trip-huesca-2a-a

Sabéis lo que es el tamo ¿no? ¿No sabéis lo que es el tamo? Cuando alguien tiene un abrigo y mete muchas cosas en el bolsillo, después de un tiempo ¿se hace una pelusita en el fondo del bolsillo?, y el día que vas a lavar el bolsillo dices: “¿qué es eso?” Pues lo que vas acumulando sin darte cuenta. Y cuando tú crees que el bolsillo está vacío, queda el tamo. Pues eso aquí a veces nos guardamos el tamo y hay que dar la vuelta al bolsillo y que de verdad no tenga nada. Hay que ir con el bolsillo para fuera, porque si lo llevamos vuelto para fuera evitamos la tentación de meter algo dentro. Entonces, una manera de evitar eso, es llevarlo siempre para afuera… pero yo entiendo que a la naturaleza humana es difícil. Pero hay que determinarse. Todas con los bolsillos por fuera, quedaría estupendo ¿eh? Mañana todas por el convento con los bolsillos por fuera…

2 comentarios en “El seguimiento en Camino de Perfección

  1. Ciertísimo que el Camino es el libro del seguimiento y de la consagración a Cristo! Lo leí (no sé cómo!) recién convertida, y me dió un fuerte impulso. La palabra “determinarse” quedó grabada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s