¡¡PRESENTE!!

En el momento que estamos viviendo, entre los desastres de la gota fría y la nueva convocatoria de elecciones, me encuentro a cada paso con personas preocupadísimas con el futuro y lo que va a pasar.

Tengamos mucho cuidado con eso y vivamos el presente, que es lo único que de verdad tenemos en la mano, no sea que con tanto preocuparnos del futuro se nos pase el hoy sin vivirlo, sin dar lo mejor de nosotros y sin saborear lo más hermoso de cada instante. Los errores del pasado y la incertidumbre del futuro son los peores enemigtempFileForShare_20190911-125638.jpgos de la felicidad.

Tenemos que hacer un propósito muy firme de nunca mirar hacia atrás, ¡ni para coger impulso! Y cuidado con la vieja tentación de los lamentos y de ir por la vida gimiendo y llorando diciendo que cualquier tiempo pasado fue mejor. Eso es mentira. Ningún tiempo pasado fue mejor, ni tampoco el futuro que -sencillamente- no existe.

El mejor tiempo es el presente que nos está tocando vivir. Es el único tiempo que tenemos realmente: con sus luces y sus sombras, sus alegrías, sus tristezas, sus desgarros y sus sorpresas. Hoy y ahora y aquí son la realidad que tengo para ser feliz y hacer felices a los que me rodean, o para lo contrario: para hacerlos infelices. No perdamos el tiempo en quejas y lamentos estériles, porque la vida es así: que algo nos resulte difícil y penoso, no significa que sea malo, sino que requiere un esfuerzo especial de nosotros mismos y nos puede resultar duro, pero no es malo. Sentir nostalgia de lo anterior tampoco es extraño, ni es malo en sí mismo, lo que es malo es que nos anclemos ahí y ya no avancemos o vayamos arrastrándonos como ánimas en pena, y además desaprovechemos el momento actual para vivir intensamente. Porque lamentarnos por el pasado y dejarnos arrastrar por la nostalgia es estéril y nos saca de la realidad presente, que es de verdad lo único que tenemos.

El presente y sus circunstancias son nuestra única posesión en el tiempo, y hemos de afrontarlo y vivirlo. Hay que coger el toro por los cuernos y torearlo ya, sin lamentos ni demoras, porque me lo juego todo y es lo único que tengo: este tiempo presente para amar y hacer el bien. ¿Aún no hemos caído en la cuenta de que el pasado ya no existe -existió pero no existe- y el futuro tampoco, porque aún no está aquí y ni siquiera sé si voy a poder disponer de él, porque no sé si voy a estar viva mañana?

Centrémonos en el presente y dejémonos de añoranzas o de proyectos muy a largo plazo que nos turban y nos desgastan… No digo que no haya que planificar, pero hacerlo sabiendo que los planes son realidades hipotéticas y muy frágiles, para no descansar en ellos. Hay que trazarlos como parte necesaria de la vida, porque la prudencia y el orden lo exigen así, pero sin apoyarnos demasiado en ellos porque… quizás nunca lleguen a ser realidad.

¡Fuera miedos y nostalgias! Hay que luchar… y darlo todo y aprovechar el presente para descubrir todo lo que Dios nos brinda de felicidad ahora, y sacarlo a la luz y hacerlo realidad. ¡Cuidadito con las añoranzas y los miedos! En paz y avanzando por la vida hoy -en este presente que se me regala- serenos y alegres, apoyados en la voluntad inquebrantable de hacer el bien.

2 comentarios en “¡¡PRESENTE!!

  1. Que verdad Madre,siempre mirando patras, recordando,y si solo nos acordarámos de lo bueno,pero no,va todo en el mismo paquete.Qué bueno seria,si a cada día, le pusiéramos Su plan y ya,dejarnos llevar y disfrutar cada momento, o pelearnos con nosotros mismos por todo lo que no nos gusta.Un abrazo.❤❤❤❤❤

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s