Siendo niños de un Padre bondadoso

La lógica del amor a veces nos parece dura, pero no lo es. Nos libra de las estrecheces, nos libra de la de la inercia. ¿Por qué? Porque el abandono nos lleva a hacernos niños. Y nadie puede tener un corazón teologal si no es el corazón del niño. Tenemos que ser de verdad niños. De hecho Jesús lo dice: “De los que son como ellos es el Reino”. No les dice: os recomiendo que os hagáis como niños, sería una buena idea”. No. Dice: “Haceos como niños” si queréis poseer el Reino. De los que son como esos es el Reino. Si no os hacéis como ellos os quedaréis de ujieres o de porteros, pero no entraréis en el Reino. Es una condición indispensable: ser niños.

¿Por qué? Porque el niño es el que tiene un corazón teologal. El niño nada posee. No tiene cosas IMG-20180806-WA0114.jpga su nombre, los menores, y si las tienen no las pueden administrar. Se cuida muy poco de defender sus derechos. El niño no tiene orgullo y mendiga el afecto. No tiene ningún problema en decir que necesita que le quieran. -“No, cómo voy a decir eso. Eso es signo de inmadurez…”. Ya estamos con la historia de la inmadurez. Pero si en el fondo estás deseando que te quieran, pues di la verdad. Todo el mundo queremos que nos quieran.

Otra cosa es que hay que aprender a querer bien y a dejarnos querer bien, pero no tenemos que tener miedo de mendigar el amor, de mendigar el afecto. Además es que no solamente el niño mendiga el afecto, sino que entiende que eso es lo normal. Lo que no entiende es que haya alguien que no quiera ser amado o que dice que no quiere que le quieran. El niñoIMG-20180921-WA0013.jpg encuentra natural mendigar el afecto y no se complica la vida. Lo normal es querer esto.

El alma teologal, con corazón de niño, ignora todos estos artificios y todos esos recovecos. Le basta la confianza, le basta Dios y le basta para ser sencillo. Su disponibilidad total para amar y ser amado está fuera de cuestionamiento.

Y esto le libera de los apremios, del tiempo, de los deseos a largo plazo… por eso tenemos que considerar ese deseo explícito del vuelo a Dios, libre y gratuito que nos enseña Jesús, en el Padrenuestro. Nos dice: “Padre, que tu nombre sea santificado y que venga a nosotros tu Reino”. Después nos quita sucesivamente el yugo del presente: “Danos cada día nuestro pan”. A continuación Jesús nos quita el disgusto por nuestro pasado: “Perdónanos nuestros pecados”.

Perdónanos nuestros pecados significa que nos perdona y ya pasamos la página seguimos mirando adelante y no nos detenemos en lamentarnos. Y también nos libera de la obsesión por nuestro porvenir, del que nos hará triunfar la gracia cuando nos dice: “No nos dejes caer en la tentación”. Lo que nos importa hoy, en el presente, es que Dios sea santificado y que venga el Reino. Que nos dé nuestro pan cada día.

Del photo-1.jpgpasado nos deshacemos pidiendo perdón por nuestros pecados y el futuro lo confiamos a Él diciendo que no nos deje caer en las tentaciones futuras. Así de simple es la oración teologal, lo oración que Jesús nos ha enseñado. Ahí lo decimos todo y nos pone en esa situación de paz absoluta. Por eso el Padrenuestro… -es la oración del Señor, y evidentemente no le vamos a enmendar la plana al Señor- es la oración mejor formulada y nunca le agradeceremos bastante a Jesús que nos la haya enseñado. Yo reconozco que he pasado muchos años de mi vida sin agradecerle a Jesús el Padrenuestro y voy cayendo en la cuenta, cada vez más, que nunca le agradeceremos bastante a Jesús que nos haya enseñado a orar, a dirigirnos a Dios como Padre y a pedir cada una de las cosas que nos ha enseñado a pedir. Es la oración perfecta y la que más le agrada al Padre escuchar. Porque es la que ha formulado el Hijo amado en Quien Él se complace, y es Quien nos la ha enseñado.

Por eso es muy importante -si tenemos un corazón teologal o queremos tenerlo- que recemos muchas veces esta oración y que agradezcamos a Jesús el que nos la haya enseñado. Nunca se lo agradeceremos bastante.

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s