El corazón evangélico

Hemos visto como la Ofrenda y el Abandono transforman el corazón de la persona que se ha ofrecido en un corazón teologal, en el que de manera habitual actúan la fe, la esperanza y la caridad, y es un corazón según Dios, donde -por encima de todo- prima y permanece Dios. Y el fruto siguiente después de un corazón teologal, que ya sería el complemento y la guinda, la siguiente perfección a la que podemos aspirar es un corazón evangélico.

El corazón IMG-20180802-WA0063.jpgteologal es el complemento del corazón evangélico. Lo uno no puede darse sin lo otro, pero lo más grande es un corazón según el Evangelio, un corazón que haya acogido el Evangelio, que haya acogido la Buena Noticia, porque si la ha acogido será capaz de anunciarla, de transmitirla. Si no… va a ser difícil, por no decir imposible.

La irradiación universal del mensaje y de la doctrina de Teresita viene, en su mayor parte, de lo que ella aporta de la esencia del Evangelio. Lo que, bajo las palabras y la doctrina de Teresita, notamos es fundamentalmente la humildad y la confianza, lo que ha terminado denominándose como “Infancia espiritual”.   Y tenemos que rendirnos a una evidencia: que Jesús mismo impuso el espíritu de infancia a sus discípulos.

Los discípulos, como nos podemos imaginar, eran unos hombres bastante brutitos rudos, sin pulir. Eran muy buena gente pero brutos… eran un rato. Tenían sus peculiaridades de carácter, su modo de ser, algunos eran muy impulsivos, otros muy indecisos…

El Señor sabía que eran un buen terreno, una tierra que podía fructificar y fructificaron. Por lo pronto fueron mártires todos. Es la mayor gracia a la que se puede aspirar. Sellaron con su sangre el testimonio de que Jesús es el Hijo de Dios y ha resucitado y nos ha salvado. Pues a estos hombres que tenían sus peculiaridades, Jesús no les regaña. Metían la pata veinte veces por minuto pero Jesús no les regaña. En determinados momentos les dice cosas con las que, sin ir directamente contra ellos, les deja en evidencia. Les muestra un camino que cuestionaría a cualquiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s