ADQUIRIR BUENOS HABITOS

Hoy quiero hablaros de algo que oigo con frecuencia: “caminar todos los días un rato es bueno para el corazón y el sistema circulatorio”; o “hay  que beber un litro y medio de agua todos los días para estar bien hidratado y el correcto funcionamiento de los riñones”… y otras sentencias similares. Y entiendo que es bueno conocer esto y adquirir buenos hábitos alimenticios y de ejercicio y cuidar la salud, que es un regalo de Dios, y una responsabilidad usar bien este cuerpo, que nos tiene que durar mientras estemos por este mundo, porque es el soporte de lo más grande que somos: personas.

Y a eso me quería referir: a los buenos hábitos morales y espirituales. No nos olvidemos de que tenemos un ser espiritual, que está más allá de lo material, aunque no nos resulte tan tangible ni concreto, pero todos sabemos que es absolutamente real y verdadero. Lo que no sé es si somos consciente de que también necesita cuidados y buenos hábitos, que también hay una salud del alma y de20180821_143801.jpg la psique que necesita cuidados y adquirir buenos hábitos.

Pues sí: si fumar es un mal hábito, cancerígeno y que aporta un montón de sustancias nocivas para nuestro organismo, no sonreír corroe el estado emocional de la persona e influye muy negativamente en su entorno, hasta el punto de que puede provocar el efecto huída, en el que todo el mundo se pone a salvo de esa persona que jamás sonríe y siempre -o casi siempre- tiene cara de vinagreta. Y si no huyen… se genera un ambiente extraño de aislamiento, de “ponerse a salvo”, de malas caras y tensión, que resulta irrespirable: como se te asfixia el cuerpo con el humo del tabaco, se te asfixia el alma con los malos humos de determinadas personas.

De la misma manera el hábito de servir y ayudar a todos en lo que cada uno pueda, puede ser tan importante para la salud y longevidad como el ejercicio y una buena alimentación. Tender una mano amiga, provocar carcajadas, tener gestos de humanidad y cercanía… todo eso construye y afianza la propia vida del alma: genera paz, bienestar y equilibrio.

Y desde luego el afecto y la ternura, dos valores hoy por hoy a la baja, son vitales. La mayor enfermedad, la más letal, que padece el ser humano hoy, es que se va mutilando a sí mismo en sus capacidades de amor y donación. Todo en nuestro entorno nos empuja al egoísmo, a no amar, a encerrarnos en una soledad y vacío interiores que resultan letales.

El amor es la salud y la vida del alma. No ser amado es triste y doloroso, pero no amar es trágico, es fatal, es un suicidio. Es condenarse uno a IMG-20180819-WA0069.jpgsí mismo desde ya a vivir un infierno.

Es importante que nos concienciemos de que tenemos que adquirir buenos hábitos morales y de que las cosas no son relativas, ni según mi momento y mis sentimientos. Las cosas no son “según”… las cosas son buenas o malas, y para ser felices necesitamos crear hábitos libres y responsables de inclinarnos y optar por el bien y lo bueno, porque si no lo hacemos así… sufriremos las consecuencias nosotros y los que forman parte de nuestro entorno cotidiano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios en “ADQUIRIR BUENOS HABITOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s