LA VIDA ES PARA HACER MILAGROS

Hay momentos en que, por el hecho de ser monja, se me acerca la gente planteándome cuestiones variadas… algunas veces son de lo más variadas, pero casi siempre tocan temas relativos a la moral o a lo trascendente y sobrenatural.

El otro día alguien me preguntó si yo creo en los milagros. ¡Por supuesto que sí! Creo en los milagros porque creo en la omnipotencia de Dios, que es capaz de hacerlos, pero… os diría más: la vida es un milagro, un continuo milagro, y la vida es para hacer miIMG-20180728-WA0149-1.jpglagros.

“Estoy vivo de milagro”, solemos decir cuando estuvimos a punto de un grave accidente. Pero estamos vivos de milagro cuando abrimos los ojos cada mañana y nos sobreponemos a todo aquello que trata de robarnos la alegría y alejarnos de la bondad. En el mundo podría haber muchos más milagros si quisiéramos hacerlos.

Cada nacimiento de un niño, cada planta que brota, cada sonrisa de un enfermo, cada palabra de perdón, cada acto de vencimiento de nuestro egoísmo… es un eterno milagro. No nos damos cuenta, pero el milagro acontece en cada segundo de nuestra existencia. Hay milagros físicos, de los que alteran inexplicablemente las leyes de la naturaleza, y también hay milagros morales, de los que se obran en el interior de las personas contra todo pronóstico, que son muy importantes y más numerosos de lo que creemos.

Cada vez que un ser humano se olvida de sí mismo y se entrega para hacer felices a los que le rodean, está aconteciendo un milagro, porque vencer nuestro natural egoísmo es un milagro. Hacer el bien e impulsar a los demás a lo mismo es un milagro.

Es un milagro que una madre que ha perdido a un hijo pueda volver a sonreír y también lo es que una persona con discapacidad se integre socialmente y sea amada y respetada. Tampoco es un milagro pequeño que una persona que ha sufrido maltrato llegue a superar sus traumas y rencores y pueda perdonar y vivir en paz, sin miedos y aceptando a todos. A veces es también un milagro moral que la persona que va de dura y autosuficiente por la vida, abandone su máscara de prepotencia y muestre su fragilidad y llegue incluso a derramar unas lágrimas en público. Desnudar el corazón, mendigar el afecto, dejarse cuidar y conducir…IMG-20180329-WA0008.jpg

Todo eso son milagros pequeños… o no tan pequeños, que dependen en gran parte de su esfuerzo y actitud ante la realidad que les ha tocado vivir, pero… tengamos en cuenta una cosa: aunque dependa de cada uno de ellos… necesitan nuestro sostén y apoyo para que esos milagros se logren. El cariño, el estar ahí, el allanar todo lo que podamos las dificultades que rodean a estas personas… todo eso hace posible tantos milagros… Los milagros existen, sí, y todos estamos llamados a hacerlos y a ayudar a otros a que el milagro de su vida se vaya haciendo realidad.

Este es el reto que os propongo para esta semana: que examinéis vuestra vida y veáis qué milagros necesitáis y que, con la ayuda de Dios, con tesón, esfuerzo y mucho amor y la ayuda de todos los que os rodeamos nos pongamos todos a hacer milagros a toda velocidad.

 

3 comentarios en “LA VIDA ES PARA HACER MILAGROS

  1. Gracias madre Olga Maria .Por tus palabras.
    El vier., 3 de agosto de 2018 03:56 AM, Grita al mundo escribió:
    > Madre Olga María posted: “Hay momentos en que, por el hecho de ser monja, > se me acerca la gente planteándome cuestiones variadas… algunas veces son > de lo más variadas, pero casi siempre tocan temas relativos a la moral o a > lo trascendente y sobrenatural. El otro día alguien me pre” >

    Me gusta

  2. El día a día está lleno de pequeños milagros que si lo pensáramos un poco,nos daríamos cuenta que son grandes milagros.Lo llevamos todo a la rutina:El sol sale,abro los ojos cada mañana,tengo gente que me quiere cerca”esto si que es un milagro,viendo todo lo que hay”la sonrisa de alguien,no sé montones de cosas que nos pasan cada día y no valoramos.Por eso, cuando algo cotidiano nos falta,ahí es donde nos damos cuenta de lo tontos que somos.Por aquí decimos”Te acuerdas de Santa Bárbara cuando truena,pues eso,tenemos que agradecer cada cosa,pequeña o grande.Los milagros haberlos haylos .❤️❤️❤️❤️

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s