PEDIR DISCULPAS

Llevo unos días en frecuentando un hospital acompañando a una persona enferma, y ayer por la tarde observé algo que me llamó la atención; fue un detalle entre dos enfermeras: una de ellas había cometido un pequeño error y le dijo a la otra: “¡Uy! No me había dado cuenta… ¡perdona!” La contestación de la compañera fue: “Por favor, tranquila: no me pidas perdón por eso, ¡IMG-20180630-WA0052.jpgno tiene importancia…!”

Este cruce de palabras, aparentemente insignificante, a mí me pareció importantísimo y me dio la pauta del excelente trato que estábamos recibiendo en aquella unidad hospitalaria. Nos sorprendía la amabilidad y el buen trato, y en seguida comprendí que las personas que estaban allí tenían un ambiente laboral agradable y sano que, finalmente, se traducía en una magnífica atención a los pacientes. Supongo que habría varios factores, pero tengo el convencimiento de que uno de los que más influyentes a la hora de crear buen ambiente en cualquier grupo humano de convivencia o trabajo, es el pedir disculpas, pedir perdón, cuando se hace algo mal. Es verdad que es humano cometer errores, y todos los cometemos, por eso es igual de humano pedir disculpas por ellos a las personas que están a nuestro lado y que se ven afectados por ellos, aunque hayan sido involuntarios.

El problema más grave no es hacer cosas mal, sino seguir adelante sin importarnos las consecuencias de nuestros errores y el sufrimiento que puedan causar a otros. Aunque hayan sido sin querer, tenemos que lograr la sensibilidad y humildad precisas para reconocerlos y pedir disculpas, porque el bienestar de los que nos rodean debe importarnos y tenemos que luchar por ello, y es justo y necesario que, si he sido yo la causante de que esa persona se encuentre un poco peor, reconozca mi responsabilidad y le exprese mi pesar.

Esto indica que soy una persona sensible y llena de humanidad. Pedir disculpas para nada significa debilidad, ni es humillante o vergonzoso, como piensan algunos, sino que deja patente que esa persona es grande y tiene calidad humana cuando es capaz de asumir sus errores y de lamentar las consecuencias que pueden tener para los demás y lo manifiesta y pide la comprensión y la paciencia de los otros. Nos guste o no… todos -absolutamente todos- necesitamos de la paciencia, la benevolencia, la comprensión y la misericordia de los demás, para asumir y sobrellevar nuestras meteduras de pata en la vida.

No podemos seguir adelante arrollando IMG-20180629-WA0065.jpga todo el mundo, dejando heridos en la cuneta sin importarnos nada y mirando para otro lado… Es absolutamente necesario que seamos valientes y responsables ante el sufrimiento que causamos a otros, intentemos siempre subsanarlo y -como mínimo- pidamos perdón y demostremos nuestro pesar, porque la felicidad y el bienestar de los otros es para nosotros prioritario, y lo anteponemos al propio… Si le diéramos este giro a nuestras relaciones interpersonales en el trabajo, el vecindario, el grupo de amigos… de verdad que la sociedad se iría distendiendo y daríamos lugar a ambientes mucho más agradables y humanos, en que la vida sería mucho más fácil y alegre para todos. No es tan difícil, ni hace falta tanta reforma socioeconómica para cambiar el mundo, basta con cambiar reacciones y planteamientos en cosas tan básicas como pedir disculpas cada vez que cometemos un error y recibir esas disculpas sonriendo y quitándole hierro al asunto si soy la parte “dañada”.

 

2 comentarios en “PEDIR DISCULPAS

  1. Buenas tardes madre Olga.Es un gusto leera y Escucharla,ese toque de humildad es el que nos hace ser semejantes a Dios.Creo eso.usted me corregirá si me equivoco.Saludos.
    El vier., 6 de julio de 2018 05:59 AM, Grita al mundo escribió:
    > Madre Olga María posted: “Llevo unos días en frecuentando un hospital > acompañando a una persona enferma, y ayer por la tarde observé algo que me > llamó la atención; fue un detalle entre dos enfermeras: una de ellas había > cometido un pequeño error y le dijo a la otra: “¡Uy! No me ha” >

    Me gusta

  2. Pedir disculpas,decir buenos días, tardes,noches,cuando entras en un sitio,pedir las cosas por favor,dar las gracias.Esta todo en desuso,pocas personas tienen estos buenos hábitos.Pero bueno,”haberlas haylas”Será cosa de ir poco a poco educando a la gente,y volver a los buenos hábitos de antes.💟💟💟💟

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s