¿VACACIONES O TIEMPO MUERTO?

Tenemos ya encima el verano y las consabidas vacaciones que muchas veces no acabo de saber bien en qué consisten… Entiendo y apoyo unos días de descanso físico y psicológico, desconectando de la rutina habitual para romper el ritmo de todo el año y realmente descansar. También entiendo que -quien pueda permitírselo- viaje y disfrute y emplee el tiempo de sus vacaciones en actividades que durante el resto del año no puede realizar. Todo eso lo comprendo y lo apoyo porque lo veo constructivo y estupendo.

Lo que ya no entiendo es que haya personas que se planteen las vacaciones como tiempo muerto, inútil y tiempo para perderlo en el peor sentido de la palabra. El otro día oí una expresión que me dejó… fatal: “No pienso ayudar en nada. ¡Estoy de vacaciones!” Reconozco que me faltan datos del contexto vital de la persona que lo dijo, pero la verdad es que me sonó muy mal; estar de vacaciones no puede significar que te apropies de un tiempo destinado a algo positivo y lo conviertas en un tiempo destinado al egoísmo como norma suprema.

Las vacaciones son para descansar, de acuerdo, pero ¿qué descanso puede encontrar alguien encerrado en sí mismo y haciendo caso omiso a las personas que le rodean? No hay descansoIMG-20180612-WA0163.jpg posible en el egoísmo, que es tan destructor y alienante. Solemos decir que necesitamos unas vacaciones “para desconectar”, y ahí sí que estoy de acuerdo: vienen bien unas vacaciones para desconectar de los ambientes viciados que respiramos habitualmente y que nos van intoxicando poco a poco. Por eso propongo un tiempo de descanso, ocio y diversión que sea sano y nos ayude a potenciar lo mejor de nosotros mismos, que nos ensanche el corazón y nos haga generosos, entrañables y muy humanos para poder enfrentar el resto del tiempo de “no vacaciones” con cariño, sensibilidad y espíritu alegre.

Propongo dedicar las vacaciones a descansar de la dureza de corazón y de la intransigencia que se nos va colando a todos en la vida y dedicar parte de ese tiempo de descanso para educar nuestra sensibilidad en valores y para “desconectar” del afán desmedido de eficacia y utilidad.

Considero que es bueno dedicar el tiempo de las vacaciones a leer, pasear, conversar con las personas a las que amamos y no les dedicamos el tiempo suficiente, rezar -si es que eres creyente- y reconducir nuestra vida y recuperar nuestro norte si, con el tráfago de nuestra vida ordinaria, lo hemos perdido un poco.

Las vacaciones son para descansar de convencionalismos y presiones y recuperar la ilusión del primer amor y del ideal que en su momento hizo rodar nuestra vida. Si nuestro ideal ha perdido brillo, o está desgastado, las vacaciones son el momento adecuado para retomarlo y plantearnos de nuevo el rumbo de nuestra vida a la luz de aquello que -en su momento- nos iluminó la vida y la impulsó.

Las vacaciones deben ser un NO al egoísmo y al empequeñecimiento personal y un SI al crecimiento humano, a aumentar nuestra calidad humana, a ser mejores personas, más plenas y realizadas, más felices… y más proyectadas hacia la bondad y la alegría. Eso sólo se logra abriendo el corazón y educando la sensibilidad en valores, especialmente el servicio y estableciendo como una prioridad el bienestar y la felicidad de los demás. ¿Cuándo nos convenceremos de que la felicidad y el descanso verdaderos radican en anteponer a los otros a uno mismo? El día que los seres humanos comprendamos y asimilemos esta verdad… cambiará el mundo entero.

 

 

3 comentarios en “¿VACACIONES O TIEMPO MUERTO?

  1. El que es duro de corazón,no descansa ni en vacaciones.Viven en su mundo del :yo,luego yo y después yo,es imposible conectar con ellos de una manera sana.Yo intento desconectar de la rutina,sin horarios ,pero mi Eucaristía,no se va de vacaciones.Tampoco estoy mucho tiempo fuera,porque echo de menos casi todo.❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️

    Me gusta

  2. una vez, hace tiempo, tuve la ocasión de escribirle al Rey, al anterior, que me estaba hartando con sus campechanerías y le dije: “no hace falta que sea usted tan campechano porque YA ES REY, ni las infantas tienen que ser tan liberales y tan demócratas porque YA SON INFANTAS.
    Hoy , dentro del respeto y de la admiración que le profeso madre Olga (incluso superior al de los mencionados, que sin duda es mucho, por eso lo hice) me atrevo a decirle: no hace falta que nos organice las vacaciones porque YA ES USTED CARMELITA, lo mas excelso que se puede ser en este mundo. Con las vacaciones nos sabemos organizar solos.
    Un abrazote de los de amigos.

    Me gusta

  3. por cierto .¡cómo se organiza usted sus vacaciones?. no lo necesita ¿a que no?. ni siquiera ponerse un habito fresquito de manga corta, ni eso. Entre las muchas, muchísimas “suertes” que tienen y que muchos envidiamos, esa es una, nosotros tenemos que echar mano de las vacaciones…..y así vamos tirando, pa cá y pa llá. C`est la vie….
    Parezco una frívola, pero no crea, no soy tanto, lo único es que no me gusta ponerme trascendente. Otro abrazote

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s