Despedidas

 

Todo el mundo que me conoce sabe que odio las despedidas, y cada día más. Especialmente conforme va pasando tiempo y me voy haciendo más mayor y he vivido ya separaciones definitivas en la vida y… separaciones sin opción a despedidas, porque mi padre y mi hermano murieron de manera repentina y bastante inesperada y no hubo despedida posible.

Y esas separaciones sí que son verdaderas y sin retorno… por eso las despedidas de ahora… me parecen absurdas y llenan mi alma de vacío y nostalgia. He aprendido a aprovechar cada minuto junto a las personas que realmente amo y me importan. He ido aprendiendo que la mejor despedida es sonreír y no apartar nunca mi corazón de los que IMG-20180505-WA0281.jpgamo, aun en medio de la distancia física.

La vida me ha enseñado, a veces con crudeza, que cada minuto es un tesoro y hay que aprovecharlo para dar y demostrar amor, para expresar a las personas lo mucho que las queremos y lo que significan para nosotros. No caigamos en la tentación de… “otro día se lo digo”, o de “tiempo habrá”, porque quizás no habrá ese momento y porque el amor no se demuestra cuando alguien se va a alejar de nuestro día a día. En esos momentos quizás lo expresemos con más elocuencia, pero no basta expresarlo: hay que demostrarlo. Sé por experiencia lo que es no tener ya ocasión de demostrar el amor profundo de mi corazón hacia determinadas personas y duele mucho.

No es lo mismo expresar que demostrar. Expresar es bueno y es hermoso y muchas veces sentimos necesidad de expresar y verbalizar el afecto que sentimos y también de que otras personas nos manifiesten el que sienten por nosotros, pero… es preciso y necesario que esas expresiones se refrenden con la vida: hay que demostrar.

Y demostrar exige constancia y fidelidad en los pequeños detalles de cada día. Dice San Pablo que el amor no se cansa nunca y ese el termómetro que yo uso muchas veces para medir mi amor: mi constancia, mi fidelidad en los pequeños servicios de cada día, en lo que no se ve, en lo que queda oculto, salga el sol por donde salga, a las duras y a las maduras…

Demostrar significa que -detrás del abrazo, el jolgorio y la fiesta- en los días grises y sin relieve, esa persona a la que quieres tanto sabe que tú siempre estas ahí, a tiempo completo, veinticuatro horas sobre veinticuatro horas, y eso es lo que yo valoro, no el momento de la despedida, sino saber que, a mi regreso, sea cuando sea, esos brazos seguirán abiertos. Y si nunca regreso porque físicamente no sea posible, el corazón permanecerá abierto a mi regreso siempre. Ese es el amor en el que yo creo, el que yo entiendo y el que tiene IMG-20180108-WA0141.jpgvalor: no un momento de volcarse en muestras de cariño y de homenaje -que no digo que no esté bien- sino la actitud de un amor auténtico y siempre fiel y pronto para lo que haga falta.

Os invito a hacer una opción honda por el amor auténtico, sin fechas y sin límites y a no dejar que el egoísmo y las excusas nos empañen la plenitud de amar cada día, fielmente, minuto a minuto. Tengo la convicción profunda de que, si hacemos esa opción, la felicidad empezará a tomar posesión del mundo, porque cada vez caminarán sobre el dorso de la tierra más y más hombres y mujeres profundamente felices. Verdaderos amadores incansables por encima de las vicisitudes y dificultades de la vida.

 

3 comentarios en “Despedidas

  1. Cuándo a una persona le importas y te importa,creo que se forma un vínculo ,unas veces visible y otras invisible.A veces con un gesto, una sonrisa, una mirada,das a entender lo importante que es para ti.Yo ,por ejemplo soy de todo eso,pero me gusta mucho tocar,sentir el contacto físico con esa persona que te importa ,para mí es primordial.Incluso creo que en alguna ocasión,me paso ,pero quiero más pecar de exceso que por defecto.El amor no estorba.no cansa,no aborrece.❤️❤️❤️❤️

    Me gusta

  2. Buenas noches madre Olga .Es verdad que hay que demostrar con ejemplo de vida las cosas que decimos. Un abrazo.
    El vier., 11 de mayo de 2018 04:59 AM, Grita al mundo escribió:
    > Madre Olga María posted: ” Todo el mundo que me conoce sabe que odio las > despedidas, y cada día más. Especialmente conforme va pasando tiempo y me > voy haciendo más mayor y he vivido ya separaciones definitivas en la vida > y… separaciones sin despedidas, porque mi padre y mi h” >

    Me gusta

  3. Hola Pili, eres Pilar de Avilés, ¿no?. Me gusta tu comentario…recibe mi sonrisa, mi mirada y mi abrazo. Por supuesto, mi oración por ti y los tuyos.
    Y si no eres Pili, recíbelos igualmente. ¡Crecemos unidas a esta Comunidad Samaritana! Mi cariño

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s