Papel en blanco y borrones

Me han contado que una profesora entró un día en el aula y pidió a sus alumnos que se prepararan para un examen sorpresa… Todos esperaron en sus pupitres expectantes y ansiosos. La profesora recorrió la clase y entregó los cuestionarios con el texto hacia abajo y una vez que los repartió a todos, pidió a sus alumnos que dieran la vuelta a la página y comenzaran…

Para sorpresa de todos ¡no había preguntas!…sólo un punto negro en el centro de la página. La profesora dijo ante la confusión de todos: “Quiero que escribáis lo que veis”. Los estudiantes, preocupados, comenzaron. Al final de la clase la profesora tomó todas las respuestas y las leyó en voz alta delante de todos los estudiantes. Todos ellos, sin excepción, describieron el punto negro, tratando de explicar su posición en el centro de la hoja.

01970

Después de leer todas las respuestas, el aula estaba en silencio, la profesora comenzó a explicar… “No voy a calificaros por este examen, sólo quería daros algo en lo que pensar. Lo más llamativo de todo es que nadie escribió sobre la parte blanca de la página. Todos se concentraron en el punto negro, y lo mismo sucede en nuestras vidas. Tenemos un libro blanco: muchas cosas maravillosas que vivimos o que suceden a nuestro alrededor, pero que damos por sentado, y concentramos nuestra atención y energía en pequeños “fracasos” y decepciones puntuales… los problemas de salud, el dinero que necesitamos, los lujos que no tenemos, reconocimientos que consideramos que merecemos y se nos niegan, complicaciones en las relaciones familiares y laborales, decepciones con los amigos…

La vida es un regalo especial y siempre tenemos motivos para celebrar: está cambiando y renovándose cada día, nuestros amigos, nuestro trabajo, nuestro sustento, nuestra familia… todos los milagros que podemos ver y disfrutar.

photo-1.jpg

Tenemos que darnos cuenta de que las manchas oscuras son muy pequeñas y pocas. Y sin embargo, permitimos que esto contamine nuestras mentes y nos nuble la alegría de vivir. Alejemos nuestros ojos de los puntos negros de la vida y gocemos y disfrutemos de cada una de las bendiciones y cosas positivas y hermosas de nuestra existencia.”

Creo que poco más se puede añadir a lo que dijo la profesora. Solamente corroborar que muchas veces somos nosotros mismos quienes nos autoinoculamos la amargura y el pesimismo porque no miramos la realidad desde la óptica adecuada. Hace mucho tiempo que os dije -pero es bueno recordarlo- que la felicidad no es cuestión de suerte, sino una decisión personal. Todas las hojas de las vidas de todos tienen puntos negros, e incluso grandes borrones, pero todas tienen también espacios en blanco. ¿Por qué vamos a empeñarnos en mirar sólo lo negro? ¿para hacernos daño y vivir en una continua agonía? Ante los puntos negros de la hoja de mi vida -que son reales y no los niego- yo escojo ser feliz.

velas-ardientes-y-viejo-icono-del-metal-en-el-libro-antiguo-abierto-52445926

Esos puntos negros, como digo, son reales, pero no son lo único, ni lo más importante y no es inteligente ni acertado que centremos toda nuestra atención y nuestras capacidades en ellos, sino en todo el papel que aún queda en blanco.

Hemos de luchar con nosotros mismos y aprender a mirar en positivo y con gratitud todo lo bueno que acontece a nuestro alrededor, que es muchísimo más. No caigamos en el error de siempre, de que lo cotidiano nos aburre, o se nos hace tan cotidiano que pierde brillo y valor en nuestra existencia.

El blanco de mi hoja y el bien son cotidianos -gracias a Dios- pero no pueden perder valor ni fuerza por eso. Nunca demos por sentado que eso es “normal” y dejemos de valorarlo y disfrutarlo. Son los milagros de cada día, pero… ¡milagros al fín!

Un comentario en “Papel en blanco y borrones

  1. Bendita rutina de cada día ,claro que nos acostumbramos a ella y luego cuando llega el borrón , la echamos de menos.Dentro de lo cotidiano de cada día, con sus alegrías y penas, hay pequeños oasis, no sé , una sonrisa de alguien que no esperas, una palabra amable.Cada día estrenamos una página de nuestro diario,blanca impoluta, llenemosla de milagros.Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s