Corramos como la mula

Se acerca la Nochebuena y yo cada día estoy más ilusionada. El ambiente en el monasterio es precioso: son días muy intensos y de mucho trabajo en que todo indica que algo importante va a suceder, porque todo es diferente a lo habitual y todo converge en ese momento: que llega la Nochebuena, que nace Jesús… hay que ensayar los villancicos, adornar y ambientar los rincones que más frecuentamos de este enorme monasterio, pensar en preparar unA%20Savior%20is%20Born cena sencilla pero especial, recibir a las hermanas que llegan para celebrarlo todas juntas, preparar las celdas de todas… Este año nos hemos propuesto hacer de Valdediós un inmenso portal de Belén en Asturias, donde de verdad se palpe la presencia de Jesús recién nacido, y al que todos os podáis acercar a adorar a Dios. Las hermanas permaneceremos junto al Niño, contemplándolo y cantándole y con los brazos abiertos preparados para acoger a todos los que os lleguéis hasta aquí.

Pero… en medio de toda esta actividad, que es hermosa e ilusionante: ¿Qué hay dentro de mi corazón? Estoy emocionada y feliz. Lo que me pasa es un poco análogo a lo que escribí en mi blog el Domingo de Ramos pasado: que me identifico siempre con la mula, la borriquilla… Me siento claramente como la mula de nuestro belén, de la que cantamos en uno de mis villancicos favoritos que se siente afortunada y dichosa por llevar a María y al Niño y caminar aprisa buscándoles acomodo. Lo más profundo de la Navidad para mí en este momento va en mi corazón. Vivo en un viaje precioso hacia Belén llevando a María y a Jesús y caminando junto a San José  mientras le pido que se cuide de mí y me dirija él, que lo sabe hacer muy bien. Literalmente me siento afortunada como dice el villancico: “¡Qué suerte tengo, piensa la mula, voy a correr! Conozco un sitio donde quizás pueda nacer!” Mi corazón y mi mente sólo tienen una idea fija: ya pronto va a nacer y tengo que prepararles sitio.wp-1482406250346.jpg

“¡Qué suerte tengo, piensa la mula, voy a correr!” En esta Navidad el amor tiene que hacernos apresurar los pasos para buscar un lugar donde de verdad pueda nacer el Amor. En realidad ese lugar es el mundo entero. Cualquier lugar del mundo y cualquier situación puede ser un portalico de belén, pero tenemos que apresurarnos como la mula y buscarle sitio; buscarle a esa situación penosa y difícil que nos está tocando vivir la puerta de entrada que la convierta en portal y en lugar de nacimiento para el Amor y para Dios.

No os hablo de memoria ni estoy haciendo literatura bonita: por experiencia os digo que es posible, pero hay que ser no una mula terca y cerrada en sí misma, sino una mula como la de mi Belén, que no le quita ojo al Niño y que se siente afortunada por llevarle y corre agradecida de que se hayan acordado de ella. ¡Qué suerte tengo de que en medio de este sufrimiento de mi vida puedo ser portadora de la Virgen y el Niño y acondicionarles un lugar para nacer! Viene al mundo -al pequeño mundo de mi sufrimiento y mis problemas- Aquel que por la fuerza de su amor y de su pequeñez lo va a transformar en situación de vida, de gozo y de esperanza.

¡Sí! Vamos a correr. jose-y-maria-sobre-un-burroVamos a apresurarnos a que en nuestra vida entre la esperanza a raudales y la alegría de la Navidad. Que la presencia de Dios transforme nuestra existencia y sus dificultades en vivencia de paz y de esperanza. Para esto es preciso apresurarse y correr y buscar un lugar en nuestro interior para replantearnos la vida y abrirnos a la esperanza dando para siempre la espalda a la tentación terrible de centrarnos en nosotros mismos y en nuestro dolor. Para esto… -vuelvo a mi villancico de la mula- es preciso que “con la mirada no le dejemos un momento”. Que nuestra mirada y todo nuestro ser se centre en Jesucristo bendito, que nace y llega y que con su sola presencia cambia el mundo y -sobre todo- los planteamientos de mi mundo personal.

¡Feliz Navidad a todos!

Un comentario en “Corramos como la mula

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s