Agua Viva del Corazón de Cristo, ¡conságrame para consolar!

 

El último día, el más solemne de las fiestas, Jesús en pie gritaba: -‘El que tenga sed, que venga a Mí; el que cree en Mí, que beba’. (Como dice la Escritura: De sus entrañas manarán torrentes de agua viva.) b635cd2c0e268b309c400769ad2e1bf6Decía esto refiriéndose al don del Espíritu, que habían de recibir los que creyeran en Él. Todavía no se había dado el Espíritu, porque Jesús no había sido glorificado.”

 

“De sus entrañas manarán torrentes de agua viva”, del Corazón de Jesús fluirán torrentes de Agua Viva. El Espíritu, el Amor que llena y posee por completo el Corazón de Jesús, ansía derramarse. Desea manar, fluir y desbordar el Corazón de Jesús e inundarnos, anegarnos, empaparnos.

 Jesús, Tú te has acercado a mí y me has dicho: “Si conocieras el Don de Dios…” Y, dentro de mi pobreza y de mi ignorancia, yo quiero conocer tu Don, “el Don de Dios”, el Don que brota de lo hondo de tu Corazón. Me has dicho: “Mujer, si conocieras el Don de Dios y quien es el que te pide de beber, le pedirías tú a Él y Él te daría un agua que salta hasta la vida eterna.…”

Yo hoy te pido, Señor, que me des a conocer el Don de Dios. Te digo, como la mujer samaritana: “Dame de esa agua, para que no vuelva a tener sed.” ¡Sáciame, encendiendo en mí la sed de eternidad, la sed de Ti! ¡Inúndame con el Donmeaning-baptism-in-fire, con tu Espíritu, y haz que toda yo sea consagrada, nuevamente bautizada en el Espíritu, en el Agua que brota de tu Corazón y conságrame sólo para consolar, solo para saciar tu sed!

Tú tienes sed de mí y por eso enciendes la mía de Ti. Quieres que yo tenga sed de amor, sed de tu Corazón, sed del Don de Dios… Tú tienes sed de que yo tenga sed: ¡sed de Ti y sed de eternidad! ¡Anégame! ¡Inúndame! ¡Empápame de tu Don y de tu Espíritu, de ese Espíritu que es Amor y desborda de tu Corazón en oleadas de ternura infinita! ¡Reafírmame en mi vocación de saciar sedientos, en mi vocación de consolar, en mi vocación de Corazón en la Iglesia!

¡Enséñame a amar y enséñame, como le diespiritu_santo_paloma_7jiste a la mujer junto al pozo, “a adorar en espíritu y verdad!” ¡No me dejes nunca vivir en la mentira, en la mediocridad, en las apariencias…! ¡Oblígame a vivir en el corazón, de corazón y desde el corazón! Centrado mi corazón en el Tuyo, porque la única vida verdadera sólo es posible ahí, en tus Entrañas. Y, desde tus Entrañas, desde donde mana el Agua Viva, vivir, ¡vivir y ser cauce para que otros vivan!

¡Haz que mi Pentecostés sea Ahí, que tu Espíritu me inunde! ¡Enciérrame en ese Cenáculo íntimo que late en tu Pecho y donde sólo puedo esperar tu Espíritu, tu Amor!

¡Dame tu Espíritu! ¡Dame al Consolador, que me consagre y me santifique y me enseñe a consolar! ¡Conságrame en tu Corazón para consolar, para adorar, para vivir en espíritu y verdad!

Un comentario en “Agua Viva del Corazón de Cristo, ¡conságrame para consolar!

  1. Inundame Señor con tu Espíritu y sacia mi sed con el agua que brota de tu Sagrado Corazón! Muchas gracias Madre Olga, simplemente, sin desperdicios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s