Mete tu mano y toca

Mete tu mano y mira el agujero de los clavos; y no seas incrédulo, sino creyente. Aleluya

No tengais miedo de palparlo, de introducir vuestra mano por la herida del costado y palpar ese Corazón vivo, ese Corazón resucitado de quien es la Vida, el Viviente, y dejaos empapar e inundar por la vida que emana de ese Corazón, de su fuerza, de su luz… Dejaos bañar, revestir, inundar y poseer por todo ese chorro de gracia.

No tengais miedo… ¡Atreveos! …. Y gozad ese momento. Saboread ese gozo de palpar cómo palpita ese Corazón por cada uno de nosotros. ese Corazón que ahora mismo, en este instante, palpita y late en el incredulidadseno de la Trinidad y latirá eternamente por mí y para mí.

A veces me da “envidia” de Tomás y me dan ganas de decir que no creo… ponerme cabezota y afirmar: “si no toco las heridas de sus manos y meto el dedo en el agujero de los clavos y la mano en la herida del costado… no me lo creo. No me creo que es El…” A ver si así provoco que venga el Señor y me diga: “toca, mira, palpa…” ¡Qué envidia me da Tomás! ¿Cómo no desear palpar ese Corazón  y sentirlo en las propias manos? ¿Os imaginais lo que debe ser sentir por un instante todo el peso del amor de Dios, contenido en ese Corazón bendito, en la palma de tu mano, percibir su calor, su fuerza… palpar la eternidad y la intimidad de Dios? ¡¡Tener literalmente a Dios en las manos!!

Y palpando la entrañas de Jesús, tocando el Corazón vivo y resucitado de Jesús, Tomás se llena de fuerza para confesar y proclamar: “¡Señor mío y Dios mío!” ¡Qué gozada! ¡qué bonito! El contacto con ese Corazón vivo, resucitado y palpitante de Jesús llenó a Tomás de fuerza, de luz interior y de gozo para confesar la fe y reconocerle como su Dios y su Señor… Este sí que podría denominarse el apóstol de Corazón de Jesús: Tomás del Corazón de Jesús.

No tenemos testimonio de la predicación de Tomás: sabemos que evangelizó en la India y poco más…pero ¿cómo narraría él este hecho? ¿cómo contaría esta experiencia única? ¿cómo daría testimonio de lo que vió, escuchó tomas(los latidos del Corazón del Resucitado…¿serían audibles?) y tocó con sus propias manos? ¿os lo imaginais? Me imagino la emoción desbordada y temblorosa de Tomás al describir su asombro y sus sentimientos al introducir su mano -torpe, pobre, pecadora e incrédula- en la Intimidad abierta de Dios y palpar y sentir el calor de su Corazón (horno ardiente de caridad) y la fuerza de su movimiento de sístole y diástole lanzando Amor, Fuerza y Vida a la humanidad entera… Es tan profunda la emoción y tan hondos los sentimientos que… no sé describir eso que intuyo y barrunto. Temo estropearlo si continúo escribiendo; mejor no sigo…. pero sí que insisto en que seamos osados y nos lancemso a palpar las entrañas de Dios puesto que El se presta a ello… ¡¡Bendita condescendencia de Dios!!

Del Corazón Resucitado de Jesús se desprenden “chorros” de fuerza y gracia, borbotones de Luz y Vida… No seamos bobos y dejémonos de miedos y vergüenzas y acerquémonos a palpar y tocar, a “aprender” el Corazón del Resucitado para dar testimonio en el mundo entero.

3 comentarios en “Mete tu mano y toca

  1. Sí, realmente hay que ser muy valientes o más bien extraordinariamente osados para adentrarse en la intimidad de Cristo Resucitado y palpar su corazón !!
    Eso nos comprometería a ser intrínsecamente de Él, ya no nos valdrían disculpas ni vacilaciones !!
    Quien se adentra en la intimidad de Jesús queda transformado para siempre y sólo cabe postrarse ante Él para adorarle y a continuación inundados por la fuerza de su palpitar, correr por los caminos a dar testimonio de su Amor , de su Misericordia, de que sigue vivo !!!
    Podemos buscarlo y encontrarlo en las personas que tenemos cerca y nos necesitan, en los que vemos que sufren y podemos consolar, en los que están solos y podemos acompañar !! En todas las personas que necesitan nuestra ayuda , que necesitan ser escuchadas …
    Todo eso es lo que el contacto de Cristo nos transmite. Sería absurdo y necio, ahondar en su Corazón y seguir como siempre .
    Si se toca el costado de Cristo es para transmitir amor y cambiar el mundo, sino no tiene sentido !!!

    Me gusta

  2. toda fuente viva brota del amor DIOS que nos ha creado por amor y para amar…. si mi alma llegara a esa gloria de tocar la intimidad de DIOS solo serviría para amar…. gracias Madre Olga por estas reflexiones que iluminan mi ser

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s