El mandamiento más grande

Viernes de la Tercera Semana de Cuaresma, feria

 

  • Os 14, 2-10: No volveremos a llamar Dios a la obra de nuestras manos.
  • Sal 80: Yo soy el Señor, Dios tuyo: escucha mi voz.
  • Mc 12, 28-34: El Señor, nuestro Dios, es el único y lo amarás.

 

Reflexión: Nuevamente la Palabra de Dios nos empuja a escuchar la Voz del Señor y a anteponerlo a todas las cosas.

Que no caigamos en la tentación de esperar fuera de Dios, ni confiar fuera del Señor. Sólo en Él nuestra fuerza, solo en Él nuestra confianza. Que nunca “llamemos Dios a la obra de nuestras manos”.

Tenemos que vivir despegados de todo y de todas las cosas… Playaponiendo el corazón únicamente en Dios. Todo nuestro amor y el anhelo profundo de nuestro corazón deben tender a Dios. ¡Sólo Dios! El Evangelio nos dice que ese es –junto con el amor al prójimo- el mandamiento más grande, el mayor.

¿Dónde tengo yo mi corazón? ¿Estoy cercano al reino de Dios o soy un idólatra camuflado? ¿Soy consciente y tengo presente que nuestro Dios es un Dios que habla y desea ser escuchado? ¿Realmente me doy cuenta de que fuera de Él no hay salvación, que Él es el único que nos redime, nos perdona todos los errores y –en definitiva- nos salva?

Me llama la atención la contestación del escriba del Evangelio: “Muy bien, Maestro, tienes razón…” ¡Qué atrevidos somos algunas veces cuando nos atrevemos a enjuiciar al mismo Dios…! ¡Y qué bueno es Dios que nos tolera y nos soporta esos atrevimientos…!

Oración: Dame, Señor, un corazón puro y valiente que te escoja a Ti como único amor y como único Dios. Que nunca vuelva a llamar Dios a la obra de mis manos, ni a ninguna otra cosa que no seas Tú, porque todo fuera de Ti es NADA. Amén.

 

2 comentarios en “El mandamiento más grande

  1. Gracias Madre Olga por guiarme, por recordarme a diario como debe ser mi forma de vivir.
    Esta hermosa reflexión me hace renovar la buena intención que debo tener presente en cada cosa que he de hacer, desde la perspectiva de que todo y cada cosa debe ser por amor a Dios.
    Años atrás me recuerdo que tenía yo la costumbre de decirle a Jesús ” esto que voy a hacer, ¡ que me resulte bien !, y si no es de tu Voluntad que desaparezca, que no perdure, que no resulte “….siempre se lo decía en forma silenciosa, y con una profunda convicción. Que importante es tener presente esto en el contexto actual en que vivimos, en donde todo gira en torno al querer tener, tener, tener; y pensar en la Voluntad de Dios es lo último; como cristina yo no debo querer nada fuera de Jesús, y de lo que a El le agrade, así se lo he enseñado a la gente en mi catequesis.
    Cada vez que me despierto en la mañana se me viene automáticamente a la mente una frase que se me grabó a fuego, por mis formadores espirituales : ” si al despertar siento en mi ser el tedio de tener que levantarme cuando estoy en mi cama tan bien !! , y quisiera darme otra pestañada, el sólo darme una vuelta más, y no entregarle a Dios el primer impulso, es la primera pera podrida que le tiro a mi Dios en la cara ”
    No puedo darle lugar a la pereza, ni al desgano tan normal de mi cuerpo, es parte de nuestra fragilidad, ¡¡ lo sé !!, pero la verdad que nunca he sentido esto como una exageración, incluso estando enferma nunca he fallado en el trabajo. ¡Es increíble, pero humanamente increíble !, como Dios fortalece de una forma sobrenatural cuando una se le da entera, con los sentimientos, los pensamientos, los deseos y con el actuar, con el hacer, con la verdadera intención de glorificarlo hasta en los detalles más triviales.
    Esa es mi experiencia, es para mí tan normal verlo a El en todo, pienso también lo importante que es cuando desde pequeña a una se le enseña a familiarizarse primero con Jesús Niño, cuando los papás nos dicen qué es lo que le gusta al Niño Dios, qué debo hacer para que El esté contento….etc, etc, todo se torna en una jugarreta inocente y encantadora; luego entonces en la edad adulta ya no es tan difícil, ni imposible aprender a ” estar con Jesús “,…al menos esa es mi experiencia y quise humildemente compartirla.
    Pido la gracia de tener siempre mi corazón en el Corazón de Jesús, de amarlo por encima de todos, y de todas las cosas.

    Un abrazo cordial querida Madre Olga María, también para las hermanas.

    M.Eliana

    Me gusta

  2. Como se puede vivir fuera de Dios? Me lo pregunto a menudo , porque conozco gente que no quiere saber nada de EL.Como se puede vivir en ese vacío? Como se llena un espacio, que solo lo puede llenar DIOS.Me da mucha pena, que no entiendan que sin Dios , esta vida es como un barco al que le falte el timon.Lo intento de muchas maneras,hasta por medio de los famosos whatsApp, los hay de motivos religiosos preciosos.No hay manera, a veces me digo , dejate ya cansina, porque me desmoralizo, pero cuando se me pasa vuelvo a la carga.Dios me da la fuerza que necesito para seguir adelante, con El no hay nada imposible.Un abrazo Madre Olga.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s