Orando por los sacerdotes

 

Te damos gracias, Señor, te damos gracias Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, por haber instituido el sacerdocio en tu Iglesia, por habernos dado a esos hombres escogidos por Ti y ungidos por Ti que son según tu Corazón para cuidarnos.

fb_img_1455013238864.jpgTe damos gracias porque nuestra vida sería muy oscura y muy triste si no tuviéramos junto a nosotros a esos hombres que Tú has escogido para guiarnos. Esos hombres que Tú has escogido como instrumentos, que actúan en tu Nombre y nos dan la gracia, que te “traen” en la Eucaristía, que nos perdonan los pecados, que nos ungen cuando estamos enfermos, que nos muestran cómo eres Tú y nos guían hacia la verdad.

Es verdad que a veces son hombres pecadores, limitados, pobres… pero no podemos dejar de amarlos porque Tú los amas, Tú los has escogido. Por ellos, te ofrecemos esta adoración; por ellos, te entregamos nuestras vidas… por ellos, por su santificación, oramos, nos ofrecemos.

Son tuyos y están marcados con tu sello para siempre, son sacerdotes eternamente. Nunca van a dejar de serlo pero… que ninguno se aparte de Ti, que ninguno se aleje de tu Corazón. Y si hay alguno alejado, que regrese; y si hay alguno turbado, probado, en una situación difícil, de peligro… con la tentación de abandonarte, que tu gracia toque su corazón y la luz le inunde y le haga comprender la inefable grandeza de su vocación.

Concédenos a nosotros un corazón grande y magnánimo que ame a los sacerdotes entrañablemente, apasionadamente. Un corazón que se mueva a compasión ante sus fragilidades y haznos valientes para defenderles y disculparles siempre ante aquellos enemigos tuyos, aquellos enemigos de la Iglesia, que se refugian en las debilidades de tus ungidos para justificar su falta de entrega, su falta de coherencia. Danos la gracia de amarles siempre, por encima de sus debilidades; que por encima del elemento humano, que sepamos verte a Ti, Jesús, sólo a Ti.

Un comentario en “Orando por los sacerdotes

  1. Me uno de corazón a la plegaria por los sacerdotes .
    Ellos son la representación de Cristo en la tierra y su vocación es tan sagrada como imprescindible!!
    Que sería de la Barca de Pedro, si ellos no siguieran remando, dónde encontraríamos las palabras de vida eterna que nos administran en los sacramentos y hacen que Dios este presenté en los momentos más decisivos de nuestras vidas!!
    Puede ser, que en algún momento, como hombres que son tengan sus debilidades, pero lo superan con creces con su bondad y su entrega.
    No olvidemos que nos entregan su vida a manos llenas sin esperar nada a cambio y que es inmensa la generosidad de su vocacion , sin ellos la iglesia no tendría continuidad!!
    Yo me uno a vuestra plegaria y doy testimonio que todos los sacerdotes que he tratado en mi vida son personas santas y tengo un recuerdo maravilloso de ellos, desde el sacerdote que me dio mi primera comunión, el que me impartió unos ejercicios espirituales inolvidables cuando yo era joven, el que me casó, los que dieron la extremaunción a mis padres, y tantos sacerdotes que he conocido y su vida es ejemplar . A todos y cada uno de ellos les estoy eternamente agradecida

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s