Carta de una Carmelita Samaritana a los Reyes Magos

Tenemos en este monasterio una tradición muy linda que disfrutamos mucho: los Reyes pasan dos veces por el monasterio, después de las I Vísperas de la Epifanía visitan las celdas de las hermanas y les dejan algunos regalos, y el día de la Epifanía, después de comer, van a nuestra recreación.

image-59daf907beae7dba5d149359a27874b0-LL48sAyer por la tarde, cuando íbamos recorriendo las celdas de las hermanas la Madre Pilar y yo, que somos los pajes “oficiales” de sus Majestades en el convento (tenemos acreditación) en la celda de una de las novicias me encontré una carta preciosa y conmovedora, que transcribo íntegra, porque tocarla o modificarla sería estropeala.

Esta carta refleja la belleza y la esencia de estas hermanas y su mayor tesoro: vivir enamoradas de Jesucristo. ¿Puede haber algo más hermoso? Bendigo a Dios por ellas y le doy infinitas gracias por haberme llamado a ser parte de esta comunidad. Después de Dios, ellas son lo más grande y lo mejor que tengo: “¡Me ha tocado un lote hermoso! ¡Me encanta mi heredad!”


 

Queridos Reyes Magos:

Bienvenidos a esta celda. Este año no os he escrito carta por adelantado, porque lo que os tengo que pedir no se compra en las tiendas. Vosotros, que lo veis todo desde el Cielo, sabeis que este año ha sido “especial” para las Samaritanas. Ha habido momentos muy duros y difíciles, y también otros muy hermosos; en cualquier caso son los que El ha permitido que sean y por eso estamos felices.

Es verdad que podría ponermuchas cosas materiales en esta carta, cosas que ciertamente “necesitamos”: un nuevo monasterio, donativos para financiar la mudanza… Pero todo eso es secundario. Queridos Reyes magos: os pido para mí y para todas las Carmelitas Samaritanas, el mejor regalo: JESUS, sólo El y nada más que El. Porque teniéndole a El lo tenemos todo, con El no tememos nada, con EL tenemos “monasterio” en el que habitar y por cero euros, cedido a perpetuidad: su Corazón. Con El la mudanza sale gratis, con El no nos importan las opiniones de los demás, las críticas, las difamaciones… Con El no hace falta nada más, porque lo tenemos todo.

img-20160105-wa0220.jpgComo sabeis bien, hace unos días se ha firmado la dación en pago por la deuda que teníamos contraída con un banco; somos por fín libres de una deuda material, pero las Samaritanas no perdemos de vista que nuestro regalo de Reyes de este año es Jesús, que es el que nos ha liberado de la deuda más grande que teníamos todas y cada una de nosotras. El, que podía pagar de muchas maneras, porque es muy solvente (infinitamente solvente), sin embargo ha hecho también un adación en pago, dando “como nosotras” todo lo que tenía, todo lo que poseía, toda su Sangre, toda. Dió como dación en pago su Vida. ¡Gracias!

Gracias a El, que ha querido hacer a sus Samaritanas tan parecidas a El, a experimentar lo que El experimentó en su vida mortal pero, eso sí, adaptado a unas limitadas fuerzas, y contando con que El siempre está con nosotras.

¡Qué suerte y qué privilegio vivir con El, tenerle a El! ¡Qué suerte levantarnos cada mañana sabiendo que El está en casa, que nos espera muerto de amores! ¡Qué suerte que, aunque todos nos abandonen, El no nos abandona nunca!

Ya veis, queridos Reyes Magos: este año sólo le queremos a El, porque lo demás, vendrá o no vendrá, qué nos importa si vamos con El, si le tenemos a El.

img-20151229-wa0031.jpgHay una cosa que se me está ocurriendo y sí que me gustaría que tuviésemos todas: unas gafas de esas especiales, para poder reconocerle cuando viene “camuflado”, porque a veces nos cuesta un poco verle en las otras hermanas, en los que nos difaman, en los que no nos quieren, en los que nos cierran las puertas… y El está también en ellos. Y también en las circunstancias adversas y en aquellas que nos pillan por sorpresa. Para todo esos momentos necesitamos esas gafas. Si no hay gafas para todas, también nos vale un colirio que nos adapte la pupila, para enfocar bien y verle en todo momento.

img-20160105-wa0214.jpgGracias por adelantado a los tres; nosotras, las Carmelitas Samaritanas, también hemos visto su estrella. En medio de las tinieblas hemos visto su Luz que nos ilumina, nos envuelve, nos hace estar en el camino adecuado. Todas nosotras  queremos unir a vuestro oro, incienso y mirra, nuestros humildes regalos: nuestros corazones pequeños, palpitantes, ilusionados, a veces un poco heridos, alegres, seguros, a veces dubitativos, convertidos en agua, aceite y bálsamo para el Pequeñín de Belén. agua para lavarle su carita, y su cuerpo, y su ropita, aceite para que haya luz en el portal siempre y se le pueda ver aunque sea de noche cuando lleguen a visitarle, y bálsamo para que su piel no se agriete, para que las escoceduras del pañal se curen y para que huela muy requetebién. y además de propina le mandamos un montón de besos, para todas las horas del día, para que en ningún momento le falte el amor que, aunque algunos no se den cuenta, todos le deberíamos de dar.

Muchas gracias a los Tres, os quiero mucho.

 

13 comentarios en “Carta de una Carmelita Samaritana a los Reyes Magos

  1. Gracias madre Olga y gracias por compartir esta hermosa carta de esta novicia, un alma enamorada y consagrada a Su Único Señor Jesús a quien ella le agradece y entrega todo lo mas valioso que tiene su vida entera, lo deja todo, lo entrega todo por amor, bajo el carisma Carmelitano Samaritano.
    Y a continuación se abandona en El que todo lo puede, todo lo sabe y deja a un lado lo que dicen aquellos que están centrados en el poder que la Iglesia le ha dado y encomendado el pastoreo de sus ovejas, cuidarlas, guiarlas y no abandonarlas en el camino y mucho menos difamar las.
    Os deseo a toda la comunidad feliz día de Reyes. Y pido al Señor os regale un espíritu de Sabiduría y un espíritu de Revelación al igual que para todos los Cristianos que seamos luz en las tinieblas como la estrella que guió a los Santos Reyes Magos de Oriente Melchor, Gaspar y Baltazar.
    Un abrazo fraterno y deciros que en el abandono en las manos de la Divina Providencia encontraréis la mayor riqueza Jesús El Nazareno,que vino a la tierra 🌍 a reconciliarnos con Dios Padre y a enseñarnos el único camino que nos lleva a El, la humildad, obediencia, fidelidad y abandono en un Padre rico en Misericordia.
    Ricardo Páez)

    Me gusta

  2. Así como se le dijo a Mónica “no se perderá el hijo de tantas lágrimas”, tampoco se perderán las Samaritanas, hijas y derramadores, en la iglesia, de tanto amor y alegría, que a cada paso o palabra reparten harta dulzura, ternura, tesón y sabiduría
    Saber donde está el Amor y pedirlo es el regalo del Espíritu para los que tienen los ojos del corazón abierto de par en par. Feliz día de Reyes!!!!

    Me gusta

  3. Una carta preciosa, con sencillos y hermosos sentimientos. Gracias por compartirla con nosotros.
    Aprendo tanto con sus semillas.
    Gracias hermanas que el Señor las bendiga y las proteja siempre.

    Me gusta

  4. En mi sentir sobran los comentarios frente a la carta, basta con dejarse untar de tanta genialidad y simplicidad echa plegaria con sabor a reciliencia, afrontamiento y hasta buen humor: que hermosura con polo a tierra, yo también quiero colirio.

    Me gusta

  5. Preciosisima carta, reflejo de las vivencias de las hermanas samaritanas, carta para leer y releer amenudo, a mi me da mucha paz leerla.Un montón de besos para todas. Da gusto verlas en las fotos, todas juntas, con tanta alegría.

    Me gusta

  6. Desde Venezuela quiero hacer llegar por este medio mismas sinceros agradecimiento por haber compartido tan hermoso escrito que se ha sido inspirado por Dios a un corazón eternamente enamorado de Jesucristo. Ha sido una lección para mi que en muchas oportunidades he querido buscar respuesta y satisfacción en las cosas materiales que son vanas. El unico que ha estado presente ha sido él. Necesito tambien esas gafas para verle en todas las cosas y en todos mis hermanos. Que bendición tan grande el conocerles y tenerles entre mis contacto. Dios les bendiga y cuanten siempre con mis oraciones que yo cuento con las de cada una de ustedes. Dios les ama infinitamente.

    Me gusta

  7. Un saludo desde Bogotá, Colombia
    No dejo de recordar esta carta que leí en la mañana. La verdad es muy hermosa. ¡SOLO DIOS BASTA! y quien lo tiene nada le falta! que verdad más grande. Sólo pedir y sólo codiciar a Jesús, que en esto se nos valla la vida. Un abrazo a tofuertisimodas. Felices fiestas!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s