Participación en el diálogo

Otra característica del diálogo que Santa Teresa deja como muy marcado en sus Constituciones: la mutua participación -participación, no cotorreo, que no es lo mismo- en los gozos y en los dolores.

Si a mí alguien me manifiesta una alegría, me manifiesta un sufrimiento, no necesito estar todo el día hablando con esa persona ni de esa alegría ni de ese sufrimiento. El diálogo consiste en que yo haga eso algo mío, porque la comunicación consiste en que eso pase a mí y ese gozo lo haga mío y ese sufrimiento lo haga mío.

Lo cual no significa que tenga que estar tres horas de reloj con todos lo pormenores y todos los detalles del gozo o del sufrimiento. Eso que la persona está gozando… hago mío éste gozo y lo celebro con ella y bendigo a Dios y lo llevo en el corazón y me alegro un montón por ella, más que se me hubieran pasado a mí y todas esas cosas.wp-1579678409704.jpg

Y si es un sufrimiento… pues de la misma manera: ese sufrimiento lo hago mío hasta que me duela a mí como si fuera propio y me preocupo, y lo llevo a la oración y le pido al Señor que le haga llevar el sufrimiento a esa hermana, que me lo cargue a mí de alguna manera, que yo la quiero ayudar a hacerle más liviana esa cruz, más llevadera. Pero no necesito estar con la hermana hablando como un papagayo, porque el diálogo ha consistido en que me han comunicado lo preciso, no necesito pormenores. Y la comunicación se ha establecido cuando yo lo he hecho mío. No necesito que me cuente -si es que su madre tiene cáncer- el grado del tumor, si tiene metástasis, cuantos puntos, cuantas horas y cuantos minutos duró la operación… si fueron dos cirujanos y cambiaron a la mitad de la operación, pero luego la dejaron en la UVI y blablablá…  y entonces cómo y cuando está, cuanto va a estar y si estuvo entubada y ahora… Es que todos esos pormenores… eso ya no es diálogo.

No digo que no haya que decirlo; a lo mejor, la persona necesita desahogarse pero también sé por experiencia que cuando una cosa te duele, lo que quieres es que te dejen en paz porque contar 29 veces la misma historia acabas harto y a veces la gente te pregunta con la mejor voluntad y tienes que atenderla. Pero es cansino, lo que agradece es que recen, que tú sientas que están contigo, sufriendo contigo y, por último, que te dejen en paz.

Yo por lo menos… cuando he tenido grandes sufrimientos en mi vida, mi sentimiento era comunicarlo a la comunidad para que estén conmigo y lo vivan conmigo, pero al mismo tiempo… que me dejaran en paz y no me empezaran a preguntar todo el rato; esa ha sido mi experiencia. A lo mejor, soy medio rara o soy un cardo, pero lo que yo quería era estar tranquila con mi dolor -que me dolía mucho- y con el Señor y no hablando todo el rato de lo mismo, vuelta y dale, vuelta y dale, vuelta y dale… Porque entonces ¿qué es lo que importa? ¿el dolor, la cruz, o que me hagan caso a mí? Esa era la pregunta: ¿qué es lo importante, lo que está sucediendo que a mí me duele, o que a mí me contemplen porque ¡pobrecita! lo que está pasando? ¿Hemos puesto el foco de atención en mí o en el verdadero dolor que se está viviendo?

3 comentarios en “Participación en el diálogo

  1. Muchas gracias por esta reflexión, Madre Olga María. Que libertad se siente cuando una lee algo que lleva sintiendo siempre pero ni siquiera sabe ponerle palabras para describirlo. Leer esha sido para mí un empujón del espiritu santo. Eternamente agradecida para saber qué tengo que hacer con el dolor ajeno y con el mío.
    Siento ser una inculta en todo esto, pero me gustaría saber más sobre qué es poner algo en tu corazón y ponerlo ante Él y cómo se hace. Muchas gracias

    Me gusta

  2. Buenos días madre Olga .Reciba de mi parte un fuerte abrazo en este año que comienza. La quiero mucho aunque no la conozco en persona es como una gran amiga para mi .Gracias por este hermoso comentario tan exacto en estos momentos de enfermedad de mi padre .Lo comenzamos a dializar lo quiero mucho y espero su recuperación .por favor podría pedir por el Elio Cancino Garcia.Gracias.
    El jue., 30 de enero de 2020 06:47 AM, Grita al mundo escribió:
    > Madre Olga María posted: “Otra característica del diálogo que Santa Teresa > deja como muy marcado en sus Constituciones: la mutua participación > -participación, no cotorreo, que no es lo mismo- en los gozos y en los > dolores. Si a mí alguien me manifiesta una alegría, me manifiesta u” >

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s