Desasidas para seguir a Cristo

Seguirle supone un desasimiento total, renunciando a muchas cosas: a las riquezas, a las seguridades, al abandono de los nuestros… de lo nuestro siempre que pueda retrasar o ralentizar o frenar mi entrega. Seguir a Jesús supone no mirar atrás, porque si miramos hacia atrás corremos el riesgo de convertirnos en estatuas de sal -que no se nos olvide- de morir, de quedar vacíos… y Jesús lo dice: “el que pone la mano en el arado y mira para atrás no es digno de mí”…

Y todo esto Santa Teresa lo sabe, lo conoce. Y cuando ya por fin, después de veinte años peleando a brazo partido con el Señor, se determina a seguirle, lo hace con todas las de la ley, asumiendo todo esto. Y así quiere ella que vivamos nuestra entrega nosotras, así “nos pinta en sus deseos” -ella utiliza ésa expresión que a mí me gusta mucho- en el Camino, “como nos pinta ella en sus deseos”. IMG-20190929-WA0024.jpg

Pues nos pinta así: entregadas. De hecho en todo Camino nos está pintando, está pintando cómo quiere que seamos. Quiere que seamos coherentes, valientes, entregadas, no temerosas… ella dice “nonada mujeres”, nada de debilidades, miedos, titubeos… ¡No!

Si vienen los miedos, ¿qué hacemos? Nos aguantamos. Si vienen los titubeos, no tenemos tiempo. Si tú te pones directa ahí con Jesús es que no te da tiempo de estas “pamplinas”. ¡Que no, que no, que no! ¡No te da tiempo, no hay opción! El Señor, si tú te pones a seguirle, no te deja un minuto de sosiego. ¿Miedo? ¿cuándo? ¿a medianoche? ¡Si es que no tengo tiempo! ¿Aburrirme? Tampoco. ¿Mirar para atrás? Me la pego porque a la velocidad que vamos no podemos correr riesgos. O sea, si tú te pones en línea con Jesucristo y te dejas llevar por Él, todas esas cosas desaparecen automáticamente y si siguen presentes en tu vida, es porque todavía llevas puesto el freno, no lo has quitado del todo y no has dejado a Él que te arrastre. Porque Jesucristo no te lleva, directamente te arrastra pero a todo gas y vas detrás de Él a trompicones, ya al final te lleva.

Los trompicones suelen ser al principio porque una no tiene práctica en la velocidad y porque siguen frenando un poquitillo. En el momento que una deja de frenar, aquello va como la seda y no tienes tiempo ni de tener miedo ni de mirar para atrás, ni de cuestionarte tonterías… es que no hay tiempo porque vives al cien por cien en Cristo y Él te llena la vida. La vida… cuando yo digo la vida es la mente, el corazón, los deseos, los anhelos, las ansias… de tal manera que no da tiempo a pensar más ni a cuestionarse más.

Jesucristo es nuestra vida inseparable, pero es nuestra vida plena. Y llena y colma pero con creces hasta límites insospechados todas las vertientes de mi persona: la afectiva, la psicológica, la moral, la humana, la intelectual… ¡todo, todo, todo! Me llena, me sobrepasa, me colma, me ciega… no veo nada más que a Él, ni quiero ver otra cosa tampoco. Llega un momento en que se te hace tan próximo y tan íntimo que es tu mundo, vives en Él y ya no hay más. “¡Es que no veo nada más que a Cristo!” ¡Menos mal! ¿Para qué quiero ver yo otra cosa? Si le he consagrado mi ser, no quiero otra cosa más que a Él. La pena es que hasta que llego a esa situación todavía se me siguen entrecruzando cosas, sigo teniendo interferencias y hay que estar ahí peleando con las circunstancias.20191005_074716.jpg

De esta manera y en este sentido entendió Santa Teresa el seguimiento. De esta manera nos presenta a nosotras, sus hijas, desde variadas formas, esta realidad que os acabo de decir, con textos variados que hay en sus obras. Por ejemplo: en Vida 11 dice: “Por este camino que fue Cristo han de ir los que le quisieren seguir”.  

“Pensaba yo qué podría hacer por Dios. Y pensé que lo primero era seguirle llamamiento que Su Majestad me había hecho a religión, guardando mi Regla con la mayor perfección que pudiese” (Vida 32, 9)

También nos dice en Camino 20, 2 “que da de muchas maneras a beber a los que le quieren seguir”. La palabra “seguir” sale muchas veces en sus obras: no “seguimiento”, pero sí “seguir”.

Y nos dice que el seguimiento también supone:

  • “seguir en todo lo más perfecto” (R 41, 3).
  • “Seguir en todo la Voluntad de Dios” (C 18,10)
  • “Esforzarse en seguir lo mejor” (3M 2, 9-10).
  • “Determinarse seguir aquel camino de oración con todas mis fuerzas” (V 4, 7 y V 11,1).
  • “Servir al Señor” (V 7, 4).
  • “Seguir en todo su llamamiento” (V 7, 5)
  • “seguir perfección” (V 11, 2).

Entre paréntesis explico que “perfección” en el lenguaje teresiano es sinónimo de santidad. O sea, simplemente ser santo. ¡Facilísimo todo lo que ha dicho! Y como veis no lo dice una vez en la Vida, en el Camino, o… Y esto son sólo unas poquitas citas: hay muchísimas más si seguimos buscando la palabra “seguir” en los escritos teresianos. Y resulta un poco cansado porque es que hace muchísimas referencias. Yo he cogido unas poquitas, pero creo son más que suficientes para captar lo que para ella significa seguir a Cristo y la importancia que tiene.

Seguir a Cristo -dice ella- es caminar hacia el interior -no hacia el exterior, sino hacia el interior, lo del recogimiento que nos cuenta, recogerse, empezar a vivir ahí con Él y demás…- responder en conformidad con la llamada que Dios nos hace a cada uno a asemejarse a Cristo y sobre todo –¡a mí ese texto me encanta!– en las Moradas Séptimas, ya al final del itinerario, cuando ya hemos pasado las Moradas Sextas con toda la zozobra y con todo lo que pasa en las Moradas Sextas, que es una aventura impresionante, ya una llega a las Séptimas y IMG-20190824-WA0078.jpgdice la Santa que hay una calma… Bueno, pues en las Moradas Séptimas, que ya parece que está todo hecho y todo más o menos bajo control, a punto para la unión, en el capítulo 4, en el número 8, suelta la siguiente perla: “Poned los ojos en el Crucificado y se os hará todo poco”.

¡Pero bueno, si ya estamos llegando al final…! ¡No importa! Estés donde estés en la vida espiritual y en la Vida Religiosa, no tienes otro espejo que Jesucristo y Jesucristo Crucificado.

Esto lo dice Santa Teresa que le había visto resucitado muchísimas veces, que había tenido una serie de gracias extraordinarias, de éxtasis muy especiales, y que cuando escribe esto, veía la Santísima Trinidad de manera habitual, ¿sabeis? O sea, era como normal en ella…  Pues con todo y con mucho… “poned los ojos en el Crucificado”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4 comentarios en “Desasidas para seguir a Cristo

  1. Pues mire Madre Olga,se acabaron mis dudas, ya vale de” hacer el indio”,me determiné a Seguirle sólo a Él.Pase lo que pase,me lleve por el camino que me lleve,yo me ocuparé de sus cosas,de anunciarle a todo el mundo. Definitivamente me determine.Me encomiendo a la oración de las Samaritanas.

    Me gusta

  2. “Jesucristo es nuestra vida inseparable”Yo no se resumir en pocas palabras ,lo que veo,me atrae ,me llega hasta el fondo del alma, el estar cerca de Las Samaritana. Pero con esta frase,creo que lo resume bien.leyendo sus escritos,viendo videos,pero sobre todo en persona,veo y siento a ese Jesús inseparable. Me han dado tanto,que muchas veces me pregunto ,como pude estar tan ciega y no atisbar siquiera un poco de la que tengo ahora.GRACIAS Madre, gracia SAMARITANA ,por estar y darse de este manera,a todo el que quiera acercarse. Un abrazo.💕

    Me gusta

  3. Buenas noches madre Olga. Que Diosito le de la fuerza para seguir evangelizando me. Gracias Señor Jesús por todos los sacerdotes y religiosas que has puesto en mi camino para mi conversión.Amen.Jesús.
    El sáb, 5 de octubre de 2019 11:47 PM, Grita al mundo escribió:
    > Madre Olga María posted: “Seguirle supone un desasimiento total, > renunciando a muchas cosas: a las riquezas, a las seguridades, al abandono > de los nuestros… de lo nuestro siempre que pueda retrasar o ralentizar o > frenar mi entrega. Seguir a Jesús supone no mirar atrás, porque si m” >

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s