¿TAMBIEN YO USO MASCARA?

No dejo de asombrarme de lo que la condición humana es capaz… y cada vez que llegan los carnavales… mi asombro aumenta. Es tan raro que de pronto todo sean jolgorios, disfraces y una especie de tapadera para que cada uno saque lo más recóndito y oculto de su interior… si se mira despacio, una se da cuenta de que salen las fobias, los rencores, las frustraciones que se llevan almacenadas en el corazón… A poco que observes ves que hay personas que se divierten sanamente y se disfrazan inocentemente, sin más pretensiones IMG-20190225-WA0062.jpgque divertirse y romper la rutina cotidiana, y hay otras que esperan a que lleguen estos días para “desfogarse” -así me lo han dicho- como si el resto del año estuvieran reprimidos y aprovecharan para quitarse un rato la máscara.

¿No sería más sencillo y más normal vivir siempre intensamente y no necesitar una fecha “especial” para sacar fuera lo que uno lleva reprimido? Si son sentimientos y deseos nobles y hermosos… ¿por qué reprimirlos? Y si no lo son, si son ofensivos, vulgares, perversos y soeces… ¿no sería mejor no darles nunca cabida en nuestro interior?

Carnaval es sinónimo de máscaras, de apariencias, de ficción… y a mí eso no me gusta nada. ¿Por qué no vivir a cara descubierta y sin temores, mostrando lo que de verdad tenemos dentro? ¿No es mejor, más sano y más digno ir viviendo poco a poco, cada día, llorando o riendo (lo que toque según las circunstancias) y no desatarse de pronto como si despertase de un letargo una fiera y se lanzara desbocada a todo y contra todo? ¿Por qué tiene que haber unos días en el año en que hay “permiso” para quitarnos la máscara que llevamos puesta todo el año? Precisamente en carnavales es cuando se supone que hay que ponérsela…

Pero IMG-20180923-WA0229.jpglo más triste de todo es ese grupo que alimenta el resentimiento y el rencor y no quieren curarlo, sino sólo herir y agredir desde la burla y el sarcasmo, parapetándose en disfraces y en que “es Carnaval”. Como si eso significara que se ha abierto la veda para la venganza: su actitud las impulsa a una espiral de dolor y resentimiento que deshumaniza y al final… pasa factura: la factura del vacío existencial y la infelicidad más honda, aunque algunos nunca lo confiesen porque son cobardes y necesitarían otra máscara y otro carnaval para decirlo, para enfrentarse a la decepción que tienen de sí mismos.

Si nos disfrazamos… que sea con la inocencia de los niños, con la sencillez de quien simplemente cambia de atuendo para divertirse y pasarlo bien, como un juego inocente, sin segundas intenciones. Hagamos una opción sincera por la inocencia y la transparencia.

 

4 comentarios en “¿TAMBIEN YO USO MASCARA?

  1. Madre, el carnaval es una fiesta pagana que precisamente pone de relieve la dualidad espíritu-carne y la necesidad que tiene el ser humano de expresar, de una forma u otra, las múltiples facetas que lo componen. No hay que olvidar que fuimos paganos antes que Cristianos. Fuimos paganos durante decenas de miles de años, y apenas llevamos 1800 años siendo cristianos.
    En el carnaval no se finge, el ser humano es así. La perfección nos es ajena. Es inalcanzable durante la vida terrenal. Así, el ser humano siempre se debate entre lo que es y lo que puede llegar a ser, y la espiritualidad es el bastón que le permite fijar su objetivo, dotarse de un método y alcanzar su desarrollo pleno, que es una existencia en la que, tras un proceso de reconstrucción consciente, el alma somete al cuerpo elevándose así a su máxima potencia.
    El carnaval no se celebra antes de la Cuaresma por casualidad. Es un dato muy ilustrativo que las fechas para la celebración de la Pascua y la Cuaresma se basan en el calendario solar y en los ciclos agrícolas de renovación de la Tierra. De esta forma el ser humano de la época pasó de celebrar la renovación de la Tierra a la renovación del Alma, y al mantener las fechas fue mucho más sencillo instaurar esa festividad. Solo hubo que cambiar el culto al sol por el culto a Dios.
    La incipiente Iglesia supo ver la necesidad que tenía la sociedad de reconducirse después de una fase de desenfreno que podía causar, y causaba, multitud de problemas de convivencia. El carnaval da salida a las pulsiones de la carne, y la Cuaresma purifica el alma e ilumina el camino para darle satisfacción y prepararla para la Pascua. La Cuaresma, nuestra Cuaresma cristiana, es una fase de purificación interior e iluminación, y entronca perfectamente con el desenfreno y la permisividad de los carnavales. La Cuaresma recoge al pecador y lo reconduce, lo ilumina, recoge sus restos y le vuelve a dar forma humana, una humanidad profunda y no solo carnal, dotándola de sentido y dándole cabida en la familia cristiana al dejarla lista para las solemnidades pascuales.
    Cuando uno junta Carnaval, Cuaresma y Pascua y mira con una visión limpia y global, entiende mucho mejor lo que es realmente el ser humano: un alma inmortal, iluminada per se al ser una creación divina, viviendo en un cuerpo mortal e imperfecto que requiere de una purificación consciente. Un alma que se debate, que se pierde y se reencuentra, un alma que busca la luz incansablemente.

    Me gusta

  2. Hoy salen a la calle todos aquellos “pobres” que no tienen valor durante todo el año de hacer burla de todo aquello que les viene grande.Pero claro, son muy valientes al hacer burla de quien saben no van a tener respuesta.Ahora esta muy de moda la libertad de expresión, que bien,ellos si hacen burla,pero cuidao si no sólo no haces burla porque ya te equiparas a ellos,no te dejan ni opinar,te llaman de todo.Un abrazo.💗💗💗💗

    Me gusta

  3. Hay muchos disfraces y muchas capas de disfrac que llevamos cada uno, más allá del ropaje que externamente adoptamos. Yo personalmente nunca me he disfrazado (porque no me ha gustado), ni siquiera el día de mi boda llevaba el traje “oficial” de novia.
    Sin embargo he adaptado papeles que mucho tenían que ver con lo más parecido a un disfrac: distintas apariencias según épocas y circunstancias….creo que de estos disfraces no nos percatamos tanto, porque también tienden mucho que ver con la cultura, costumbres,convencionalismos sociales…. Todo esto lo digo porque en realidad sólo podemos desnudarnos de todo eso delante del ÚNICO que nos conoce y no se escandaliza, y además nos cubre para ser cada vez más “pertenencia” suya.
    Así me acabo de quitar una mínima capa de mi disfrac…GRACIAS.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s