RESPONSABILIDAD ELECTORAL

Nuevamente, como en otras ocasiones, cuando hay próximas unas Elecciones Generales, se percibe en el ambiente la inquietud, la incertidumbre… A mí me asaltan siempre las mismas preocupaciones: ¿de verdad nos movemos buscando el bien común? ¿se enfoca la acción política como un servicio a la sociedad?

Me asusta escuchar a mi alrededor los criterios por los que se rigen los españoles a la hora de emitir un voto: son de lo más variopintos. Es verdad que votar es un derecho, pero los derechos hay que ejercerlos con responsabilidad.img-20170326-wa0056.jpg

Totalmente lejos de mi intención, al escribir estas líneas, decir qué hay que hacer y qué no hay que hacer, a quién votar o a quién no… pero sí que me atrevo a rogar que seamos reflexivos y lo hagamos con criterio. Me atrevo a pedir que no miremos si nos cae bien el candidato o no, sino que tengamos madurez y responsabilidad y pensemos que no se vota a personas, sino a ideologías… y que a la hora de valorar esas ideologías hay que mirar no sólo las repercusiones económicas, sino también -y de manera especial- las morales.

España no es solamente dinero y bienestar económico; no podemos aspirar únicamente a eso. España es una sociedad compuesta por seres humanos que necesitan llegar a su pleno desarrollo intelectual, moral y espiritual, y las leyes y el gobierno del país deben estar al servicio de esta necesidad. Me diréis que lo estoy poniendo muy difícil porque es de sobra conocido que, actualmente ninguno de los partidos políticos con representación parlamentaria en España cumple este propósito, pues la práctica totalidad de ellos apoyan leyes que van -por citar un ejemplo- en contra del derecho fundamental a la vida, y que… lo único que uno puede hacer ahora mismo es optar por “lo menos malo”.

¡Cuidado con esto! Puede ser una salida de emergencia en un momento de apuro, pero no podemos acostumbrarnos a la teoría del “mal menor”, como única fórmula posible de sentirnos representados en la vida pública. Sirve para salir del paso, pero en ningún momento podemos pactar con el mal al cincuenta por ciento, o en ningún porcentaje. Tenemos que luchar sin tregua para que “el mal menor” sea algo transitorio -nunca definitivo-, wp-1479985305492.jpgy para ir dando pasos decididos hacia “el bien”.

Y el bien y el mal no son relativos y variables según se enfoquen desde una perspectiva política u otra. El bien es el bien, y el mal es el mal, y no admiten colores, ni ideologías. Y creo que hacia ahí debemos tener todos: hacia la búsqueda recta e innegociable del mayor bien; respetando a los que piensan y opinan distinto, pero… acabo de decir respetando, no pactando, ni respaldando, ni mucho menos apoyando con un voto.

No tengo convicciones políticas, pero sí profundas convicciones morales y religiosas y pretendo que sean tenidas en cuenta, y que sean valoradas y poder hablar de ellas en España sin miedos ni complejos, en igualdad de condiciones que otros que piensan diferente. Os invito a luchar por ello: el derecho a esta lucha es parte de esa libertad democrática de al que tanto hablan y que tanto se manipula.

5 comentarios en “RESPONSABILIDAD ELECTORAL

  1. Totalmente de acuerdo con su reflexion Madre.La palabra clave es RESPONSABILIDAD. Nos jugamos mucho.Y a ver si de una vez obtenemos un poco de paz para está sociedad española que yo vengo notando excesivamente crispada y ponemos a los políticos a trabajar por el bien común de todos los españoles y recuperamos un principio fundamental para mí el RESPETO al que piensa diferente en aras de la buena convivencia y de la Paz Social.

    Me gusta

  2. nos pondremos a ello, tarea nada fácil…nos encomendamos a EL. Por cierto también me uno a vuestra oración para que se apruebe definitivamente vuestro instituto -que compartís que todos nosotros y de quiénes recibimos tanto bien, mucho mas del que MADRE OLGA se puede imaginar.Si DIOS me llamara por un camino distinto al que estoy en este momento,no dudaría que sería el vuestro pero su CORAZON es tan generoso que gracias a todo lo que nos dais podemos tener un corazón y una sola alma aun en la distancia…mesiento cerca también de tus preocupaciones y también las entrego a SU CORAZON para que siga siendo tu fuerza,tu luz,tu consuelo….

    Me gusta

  3. Vuestro GRITO me ha traído de nuevo a JESUCRISTO, no se había ido de mi vida,pero he necesitado vuestra presencia en la Iglesia para saborearlo de nuevo; y mo sólo eso,me lo habéis devuelto hombre no sólo Dios,hombre que tiene sed de mí ,que quiere mi atención,mi compañía,mi amor…y por eso mi actitud de entrega en la IGLESIA, con vosotras y por eso con su CORAZON.
    HE pasado de la rutina a adentrarme de nuevo en su amor,más allá del primero…
    Que el ESPIRITU siga en ese CARMELO SAMARITANO, y siga gritando desde vuestro testimonio para remover nuestro corazón y nuestra conciencia…. MADRE OLGA…. no tengo palabras…sólo GRACIAS y unida en la oración de JESÚS.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s