Cuidando la Gracia de Dios

La gracia de Dios, dice el salmo, vale más que la vida. Porque la gracia, que no se nos olvide es el ser divino que nos hace partícipes de la vida de Dios y nos diviniza. Nos llena de Él, nos lleva a Él. Cuanta más gracia hay en mi vida, más lugar para la gracia, menos lugar para el pecado. Cuanto más lugar para la vida, que es la gracia, menos lugar para la muerte, que es el pecado. Hay una mujer que es la llena de gracia, la plena de gracia porque no tuvo pecado y que fue la que más capacidad de amar tuvo.

Que no se nos olvide nunca que somos portadores de un germen de vida. Siempre. Y lo mismo que una mujer gestante cuida esa vida que lleva en su seno, para que se desarrolle y llegue a plenitud, dada uno de nosotros tenemos que cuidar la vida sobrenatural que llevamos en el seno de nuestra alma, para que se desarrolle y llegue a plenitud. YIMG-20180513-WA0230.jpg lo mismo que se puede malograr una gestación si esa mujer que porta esa vida así no tiene cuidado, y se puede abortar la vida, se puede abortar la gracia de Dios, y eso es el pecado, no es otra cosa: un aborto provocado que mata la gracia en nuestro seno.

Entonces… yo puedo cuidar mi interior y hacer que esa vida crezca en mí, se fortalezca, se vigorice, y sea cada vez más grande, más plena, o puedo ir apagándola, y eso depende de nuestra correspondencia. Y esto… la mayoría de la gente ni se lo plantea.

Y pensemos que, si esa vida crece en mí, y se fortalece en mí, Jesucristo está creciendo en mi seno como creció en el seno de la Virgen. En Ella según la carne, en mí según el espíritu, pero al fin es lo mismo. Y aquí, ¿a dónde hay que llegar? A que mi vida esté tan llena de Jesús, que lo pueda dar al mundo. Por eso opino que -de la misma manera que existen las asociaciones pro-vida, que me parecen estupendas y hay que apoyarlas siempre- tenía que existir una asociación pro-vida de la gracia, que hiciera a la gente tomar conciencia de la gracia que tiene dentro, de la vida que tiene dentro, y que tantas veces malogramos, que tantas veces abortamos. Y esto… pasa totalmente desapercibido.

Y que no se nos olvide el salmo: Tu gracia vale más que la vida. Los antiguos decían: “Antes morir que pecar”. ¿Por qué? Porque el pecado es muerte. El pecado es abortar esa gracia.

Sí que es verdad que también te puedes confesar. Tú te confiesas, vuelves al estado de gracia de Dios, y tiene remedio. Cierto. El Señor nos perdona y siempre que pedimos perdón la cosa tiene remedio. Pero hay que volver a empezar. El pecado grave, el pecado que de verdad da muerte, no el pecado venial, sino el pecado grave, el pecado mortal, deja al alma en un estado en que hay que volver a empezar de cero. Es muy complejo, extenso y delicado esto y no voy a entrar ahí ahora, pero la teología moral lo explica muy bien: el pecado grave deja al alma en una tabla rasa. Todo lo que habíamos adelantado, por decirlo de alguna manera, se “borra” y hay que volver a empezar. Por eso es tan importante esa conciencia de tener vida dentro y de cuidarla: lo mismo que una mujer que espera un hijo tiene cuidado de no hacer nada que pueda perjudicar la vida que lleva en su seno, pues así, los creyentes tenemos que vivir, con cuidado de no hacer nada que pueda perjudicar la vida de la gracia que tenemos dentro de nuestra alma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios en “Cuidando la Gracia de Dios

  1. La mayoría de la gente no lo sabe,yo estoy empezando a descubrir este Jesús que llevo dentro.Tengo que cuidarle y mimarle,para que se encuentre agusto,procurar no hacer nada que le incomode.Gracias Madre,cada día me acerca más a El.🙏🙏❤️❤️

    Me gusta

  2. Buenas tardes madre Olga.Pues si es un reto el portarnos siembre bien dentro y fuera de la iglesia; y mas , cuando el maligno esta diariamente acechando nos.
    El lun., 14 de mayo de 2018 12:58 AM, Grita al mundo escribió:
    > Madre Olga María posted: “La gracia de Dios, dice el salmo, vale más que > la vida. Porque la gracia, que no se nos olvide es el ser divino que nos > hace partícipes de la vida de Dios y nos diviniza. Nos llena de Él, nos > lleva a Él. Cuanta más gracia hay en mi vida, más lugar para la” >

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s