HACEN FALTA TONTOS

 

Hace unos días se me acercó una señora en una iglesia y me dijo: “Estoy bastante desanimada, porque intento ser coherente con mi fe y con el Evangelio y lo único que consigo, aún en mi propia familia, es que me tengan por tonta…”

La dejé de una pieza cuando, con la mejor de mis sonrisas, le contesté: “¡Genial! Si te dicen que eres tonta de remate, es que la cosa va bien. La mayoría de las veces hacer realidad el Evangelio es a ese precio: el de pasar por tonto. Para los no creyentes, lo traduzco a vuestro lenguaje: la bondad, la honestidad, la honradez… es a costa de que muchas veces nos consideren el tonto de turno, ingenuo y bonachón, que no se entera de nada.

En el mundo hay demasiados listos y ya no te digo la invasión de “listillos”… por eso creo que hay que lanzar el slogan y hacer campaña: “¡¡Hacen falta tontos!!”

Yo les suelo decir con frecuencia a las hermanas que para que el convento funcione, hace falta, como mínimo, que una de cada cuatro monjas sea “la tonta de siempre”. Es decir: un 25 % y si logramos que sean dos de cada cuatro… entonces ya, esto será… ¡el cielo en la tierra con querubines y todo!IMG-20180303-WA0214.jpg

Después de sonreíros al leer mi ocurrencia, os invito a reflexionar en serio sobre esto y a reconocer que es una gran verdad que no sólo sirve para el convento, sino para cualquier colectivo, para cualquier grupo humano en el que se dé una convivencia estrecha: familia, trabajo, amigos, comunidad de vecinos, parroquia…

Hacen falta tontos que hagan el contrapeso al egoísmo y la caradura de otros. No nos suele gustar el papel del tonto y -aunque en un primer momento reconozcamos que es necesario- nos cansamos en seguida y protestamos con el consabido: “¡No voy a ser yo siempre el tonto de turno!”

Os invito a tener la valentía de ocupar el último lugar, la grandeza de alma de asumir el papel precioso del que sirve y sonríe siempre, del “tonto” que parece que no se entera de nada y en su inconsciencia se toma todo a risa y quita hierro a los asuntos a base de sonrisas, ocurrencias chispeantes y buen humor. Porque de ese modo sereis los héroes que arrastran a vuestra comunidad o grupo humano (llámese familia, parroquia, comunidad de vecinos, oficina…) por el camino de la alegría y elevareis la calidad humana de vuestro entorno muy por encima de todos los cálculos y previsiones de los “correctos” y sensatos. Esa gente tan adulta e importante que nunca tiene tiempo de reírse ni de hacer un guiño.wp-1479885497446.jpg

Sed los tontos que siempre sacan la basura, que recogen los platos de la mesa, que esperan a que los demás se sirvan primero y al final “escarban” lo que queda del tarro de la mayonesa, los que siempre llegan tarde (y lo hacen a posta) y por eso siempre llegan a los “residuos”, lo peor, de cualquier cosa que se organice (llámese entrada para un partido, reparto de responsabilidades en el trabajo, el peor hueco en el parking…) y encima lo hacen con cara de despistado, sonriendo bonachonamente y diciendo: “¿Qué pasa? ¿por qué me mirais así? ¿es que me he perdido algo…?”

Necesitamos muchos tontos de esos para que el mundo sea más habitable y más humano y el egoísmo nunca lleve la razón.

¡¡Quiero apuntarme a ese club de benditos tontos!! Pero reconozco que para mi naturaleza, para mi orgullo, a veces no es fácil y tiendo a rebelarme. ¿Os apuntáis vosotros también?

2 comentarios en “HACEN FALTA TONTOS

  1. Querida Madre Olga, gracias por esta reflexión maravillosa….
    ayer cuando terminaba de rezar Laudes, me quedó dando vueltas en la mente y en el corazón esta hermosa oración ” Señor, líbranos del mal y presérvanos de la fascinación de la vanidad que oscurece la mente y oculta el bien “…. la seguí rezando durante todo el día transformándola en jaculatoria.
    Me ha pasado unos dias atrás que, una persona se me acercó para decírme ¿ siempre vistes así, tan monótona y sin gracia ?, ¿ por qué no te sacas partido ?.. en un lapso de corto tiempo era como la tercera persona que me lo decía; reconozco haberme incomodado un poco,… pues para honrar a la verdad, ella es una persona muy fina, bonita y bien vestida, ¡ no seas tonta !, me dijo.
    Sin pensarlo me dí un vistazo a mi misma de reojo, y diviso mi escapulario que se dejaba entrever en el cuello y mi blusa abrochada hasta
    arriba ( así como me vestía mi abuelita cuando era niña ).
    Esa tarde pasé involuntariamente por una tienda lujosa con el fin de acortar camino ya que iba al supermercado, al pasar ví gran cantidad de espejos lujosos…. parecía que hasta los maniquí se reían de mi, en mi recorrido presuroso divisaba tantísima ropa elegante, y muchas vendedoras a la altura….. Pero me pregunté ¿ serán niñas, o jóvenes de rosario diario ? ¿ rezarán el Oficio Divino todos los días ? ¿irán siempre puntualmente a Misa ?, ¡ pues bien ! me sentí encantada de seguir siendo ” el patito feo “, la tonta que otros dicen !.
    Querida Madre Olga le envío un gran abrazo.
    Cariñosamente
    M.Eliana

    Le gusta a 1 persona

  2. Si Madre Olga,apunteme al club de los benditos tontos.En algunos momentos de mi vida,oigo esas risitas por lo bajini, cuando alguna gente se burla de mi FE .A mi particularmente,estas situaciones me hacen más fuerte.Gracias Madre ,un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s