Nos conduce el Compasivo

Miércoles de la IV semana de Cuaresma, feria 

  • Is 49, 8-15: Te he constituído alianza del pueblo, para restaurar el país.
  • Sal 144: El Señor es clemente y misericordioso.
  • Jn 5, 17-30: Lo mismo que el Padre resucita a los muertos y les da vida, así también el Hijo da vida a los que quiere.

 

Reflexión: Cuando leo el Evangelio y veo Quién es mi Juez… el corazón se me colma de paz y de confianza. No me va a juzgar alguien que no me ama y me desconoce, sino Aquel que es todo ternura y amor y que ha sido capaz de morir por amor a mí ¿cómo puedo temer? ¿cómo puedo desconfiar? “El Padre no juzga a nadie, sino que ha confiado al Hijo el juicio de todos”. Escuchar la Palabra de Jesús y seguirle es la clave de todo. El amor y la confianza en El son nuestro juicio particular, y no nos juzga El, somos cada uno de nosotros los que determinamos nuestro Juicio y nuestra sentencia dependiendo de las actitudes que vamos tomando en la vida.

Dios nos llama a salir de las tinieblas, de la esclavitud, y nos asegura 11063535_1405117103139860_6673103024674056451_nque “no pasaremos hambre ni sed, no nos hará daño el bochorno ni el sol”… porque “nos conduce el Compasivo”. No puede haber palabra más tierna y conmovedora para referirnos a Dios: el Compasivo.

“Exulta, cielo; alégrate, tierra; romped a cantar, montañas, porque el Señor consuela a su pueblo y se compadece de los desamparados. ¿Es que puede una madre olvidarse del hijo de sus entrañas? Pues, aunque ella se olvide, yo no te olvidaré” Nunca estamos fuera del cuidado y la solicitud de Dios y eso hemos de tenerlo presente siempre y ahí hemos de descansar. Es complicado que una madre se olvide del hijo de sus entrañas, pero podría llegar a suceder… sin embargo el amor y la solicitud de Dios son totales, incondicionales y eternos.

Oración: Gracias, Jesús, por ser Tú mi único Juez y por la paz y el consuelo que me das al saberlo. Gracias porque descanso sabiendo que la sentencia a tu mandato AMARAS la voy a leer en tu Rostro, al compás de los latidos de tu Corazón. Te amo, Señor. Amén.

Un comentario en “Nos conduce el Compasivo

  1. Que gran paz me embarga al meditar estas palabras , que será Dios lleno de misericordia y compasión quien me juzgará .
    Este mensaje es como un revulsivo para comenzar una jornada llena de esperanza y de deseos de superación.
    Que hermosura la de un Dios que es todo bondad y misericordia y que nos ama con tierno Corazón!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s