Nos conduce el Compasivo

Miércoles de la IV semana de Cuaresma, feria 

  • Is 49, 8-15: Te he constituído alianza del pueblo, para restaurar el país.
  • Sal 144: El Señor es clemente y misericordioso.
  • Jn 5, 17-30: Lo mismo que el Padre resucita a los muertos y les da vida, así también el Hijo da vida a los que quiere.

 

Reflexión: Cuando leo el Evangelio y veo Quién es mi Juez… el corazón se me colma de paz y de confianza. No me va a juzgar alguien que no me ama y me desconoce, sino Aquel que es todo ternura y amor y que ha sido capaz de morir por amor a mí ¿cómo puedo temer? ¿cómo puedo desconfiar? “El Padre no juzga a nadie, sino que ha confiado al Hijo el juicio de todos”. Escuchar la Palabra de Jesús y seguirle es la clave de todo. El amor y la confianza en El son nuestro juicio particular, y no nos juzga El, somos cada uno de nosotros los que determinamos nuestro Juicio y nuestra sentencia dependiendo de las actitudes que vamos tomando en la vida.

Dios nos llama a salir de las tinieblas, de la esclavitud, y nos asegura 11063535_1405117103139860_6673103024674056451_nque “no pasaremos hambre ni sed, no nos hará daño el bochorno ni el sol”… porque “nos conduce el Compasivo”. No puede haber palabra más tierna y conmovedora para referirnos a Dios: el Compasivo.

“Exulta, cielo; alégrate, tierra; romped a cantar, montañas, porque el Señor consuela a su pueblo y se compadece de los desamparados. ¿Es que puede una madre olvidarse del hijo de sus entrañas? Pues, aunque ella se olvide, yo no te olvidaré” Nunca estamos fuera del cuidado y la solicitud de Dios y eso hemos de tenerlo presente siempre y ahí hemos de descansar. Es complicado que una madre se olvide del hijo de sus entrañas, pero podría llegar a suceder… sin embargo el amor y la solicitud de Dios son totales, incondicionales y eternos.

Oración: Gracias, Jesús, por ser Tú mi único Juez y por la paz y el consuelo que me das al saberlo. Gracias porque descanso sabiendo que la sentencia a tu mandato AMARAS la voy a leer en tu Rostro, al compás de los latidos de tu Corazón. Te amo, Señor. Amén.

2 comentarios en “Nos conduce el Compasivo

  1. Que gran paz me embarga al meditar estas palabras , que será Dios lleno de misericordia y compasión quien me juzgará .
    Este mensaje es como un revulsivo para comenzar una jornada llena de esperanza y de deseos de superación.
    Que hermosura la de un Dios que es todo bondad y misericordia y que nos ama con tierno Corazón!!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s