La punta de mi nariz

Existe un lugar en nuestra geografía corporal que es peligrosísimo para la buena marcha de nuestra vida, para conservar la alegría y el buen criterio: la punta de nuestra nariz.

Es un punto casi maldito por la manera en que nos atrae y el daño que nos hace. Con frecuencia me he topado con personas cuyo único punto de mira, cuyo único horizonte es ese: la mismísima punta de su nariz y viven centrados y concentrados ahí, sin reparar en nada ni en nadie más: yo… mi… me… conmigo… Ciertamente patético, pero desgraciadamente muy real y lo hermosa_hoja_caida-1280x960más triste de todo es que esas personas pierden por completo la perspectiva y no ven la vida como es, sino totalmente deformada.

¿Habeis probado alguna vez a miraros la punta de la nariz en directo, sin ningún espejo? Intentadlo y constatareis dos cosas: primero que es imposible, que uno no lo logra, que por mucho que te empeñes no lo vas a conseguir. Y segundo: que en el esfuerzo de hacerlo, te vas a quedar bizco. Indefectiblemente vas a bizquear y, por lo tanto, verás la realidad distorsionada, totalmente deformada. El resultado es tristísimo: una trayectoria cortísima, de no más de cuatro centímetros (esa es la distancia máxima a la que queda la punta de nuestra nariz de nuestras pupilas, porque no somos Pinocho) y encima distorsionada.

Ver la realidad distorsionada por fomentar el egocentrismo me parece un panorama lamentable. ¡Qué pena! ¡Cuántas cosas buenas te vas a perder! y para colmo… vivir en la mentira, en la falsedad, en el error… y sólo porque uno decide recortarse a sí mismo el horizonte. ¿Qué capacidad de amar, de tomar decisiones libres, de ser feliz voy a tener yo si me autolimito la posibilidad de percibir el mundo y la vida como son, con la mayor objetividad posible? ¿qué gano con fomentar ese estrabismo moral? ¿qué me aporta para ser mejor persona y más feliz?

¡Qué pobreza! Por delante de la punta de nuestra nariz existe un mundo bellísimo por descubrir y admirar, pero tenemos que tener el valor de salir de la cárcel de nuestro egoísmo para vivir y respirar a pleno pulmón la vida que nos rodea. Contemplarla como es en realidad y no como mi egocentrismo me la presenta y convencerme de que el mundo es muy grande y la vida muy valiosa y la trayectoria humana y vital de mis hermanos los hombres es muy bella como para perdérmela malgastando mi tiempo y mis energías queriendo descubrir algo interesante en la punta de mi nariz. ¡¡No!! No permitamos que nuestro egoísmo nos recorte el horizonte y nos conduzca a la soledad, al aislamiento y al sinsentido más absoluto.

La punta de mi nariz no es en absoluto interesante, ni puede ser el centro del universo. Lo verdaderamente interesante está en los seres humanos que me rodean: tienen un alma inmortal creada a imagen y semejanza de Dios, una libertad preciosa que confiere un inmenso valor a cada acto deliberado y que les permite amar o no amar y sacarse-el-dedo-de-la-narizoptar entre el bien y el mal.

Yo estoy llamada a protagonizar la aventura de mi vida y a participar e intervenir en la aventura vital de muchas personas presentes en mi día a día. Puedo amarlas, hacerlas felices, ayudarlas… ser testigo privilegiado de sus alegrías y tristezas, de sus aspiraciones y logros personales y hacerles partícipes de los míos… ¡no puedo perderme todo eso focalizada en la punta de mi nariz!

Contemplar la vida serenamente y sin distorsionarla, asumiendo la realidad que me rodea con capacidad de acogida me parece un signo de grandeza humana y de madurez. Os invito a empezar el año con el propósito firme de no caer en la tentación de bizquear contemplando la punta de nuestra nariz.

 

3 comentarios en “La punta de mi nariz

  1. Boa tarde Madre Olga Maria, muito bonitas as sua palavras. Estou de pleno acordo com a Madre Olga, há um mundo para além do nosso nariz, é preciso saber olhar além do nosso nariz. Que Deus abençoe todas vós.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s