Caminando con El…

“Sed completamente UNO en Mí, en mi Corazón y así reino en vosotras” Esta idea resonaba fuertemente en todo mi interior cuando el viernes pasado, solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, llegamos a la Basílica de la Gran Promesa. Es indescriptible el amor y la emoción… ¡¡Por fín!! Después de tantos años y tanta lucha… todas juntas en torno a Jesús y junto a su Corazón y con el visto bueno de la Madre Iglesia.

Fue una gozada “estrenar” nuestra dispensa de la clausura papal en ese momento y para caminar por nuestro Valladolid junto a Cristo Rey. Fue emocionante y muy significativo. Estoy mirando las fotografías y confieso que se me cae la baba: wp-1465208516424.jpg¡¡qué preciodad que son mis monjas!! Son preciosas porque todas ellas transparentan a Dios y la alegría y la paz de ser de El, de sabernos pura pertenencia de Dios. Las miradas irradian paz y amor. Las fotografías caminando detrás de Cristo Rey cogidas de la mano son preciosas. La cabeza alzada y la mirada clavada en El y las manos y los corazones unidos, amándonos unas a otras, haciendo crecer el amor, sin temor a dar el corazón, como dice la canción… Dando el testimonio de amor y unidad a que estamos llamadas…

Pero lo más bonito, a mi juicio, era estar con El junto al Pozo, caminar a su encuento y acompañarle… saber que “cambia su cansancio en gozo cada vez que le miramos” y oyéndole que nos decía: “Dame de beber, samaritana”. “Es la mejor agua esa mirada que tú me dedicas y en la que ya entiendes que te necesito… que me necesitas”

La procesión fue unawp-1465208532734.jpg gozada y muy llena de significado; fue como la vida misma: llovió un poquito, salió el sol, no sabíamos el itinerario… pero íbamos siguiéndole a El… Lo demás carecía de importancia. Y tras El, y con la bendición del Santísimo Sacramento, entramos a casa, llegamos al Hogar, su Basílica en la que nos esperaba con los brazos abiertos…

En el interior de la Basílica y durante el trayecto de la procesión pensaba mucho en aquella llamada: “porque AQUI quiero que tú y esas otras almas escogidas de mi Corazón me hagais una casa donde tenga mis delicias. Mi Corazón necesita ser consolado”. Recordaba esto y el corazón se me hacía trizas porque con frecuencia me punza el dolor de no haber podido darle al Señor aquello que nos pidió. Lo hemos intentado por todos los medios, hemos luchado y hemos perdido todo en este empeño, pero… no lo hemos logrado y esto me duele mucho. Contemplando las fotografíaswp-1465208622156.jpg Dios me ha consolado porque he comprendido que estas hermanas son esa casa en la que El tiene sus delicias, donde es consolado el Corazón de Cristo. Ellas son la señal y el estimonio vivo de la Fidelidad de Dios y de la autenticidad de aquella llamada. Estas hermanas son la piedras vivas de ese edificio espiritual, son esa casa, son hogar para Jesús, descanso, reposo… Son posada samaritana donde el Corazón de Jesús sacia su sed y es  consolado y curado de sus heridas… El Corazón de Jesús se deleita en ellas y “cambia su cansancio en gozo cada vez que las mira”. Gracias por estas hermanas, por esta bendición tuya que ellas son. Te agradezco, Señor, su vida y su vocación y que nos las hayas confiado. Gracias por haberlas pensado y consagrado desde la eternidad y por haber pensado y deseado el Carmelo Samaritano como el lugar de tu reposo y tu deleite, de tu consuelo y descanso.

 

5 comentarios en “Caminando con El…

  1. Es muy difícil añadir algo a esta oración porque ya está todo expresado!!
    En realidad las emociones transmitidas son muy conmovedoras y todos los que queremos a las Samaritanas las compartimos totalmente.
    Fue muy emocionante ver por primera vez a todas las hermanas tan bellas y tan jóvenes encabezadas por la madre Olga y la madre Pilar, siguiendo al corazón de Jesús !!
    Ellas ocuparon el sitio que las pertenecía desde que fueron pensadas por Dios y fue una imagen preciosa para ser contemplada por todo Valladolid !!
    Creo que El Corazón de Jesús se siente plenamente feliz y consolado por sus Samaritanas !!
    El viernes fue un día memorable y hermoso para todos los que compartimos su dicha!!

    Me gusta

  2. …..Quizás Jesús desée más el templo de vosotras mismas, el interior que cada una tiene para acogerlo a El, de la forma más pura y única; aunque los lugares físicos no carecen de importancia,…. El quiere quizás traspasar delimitaciones y fronteras.
    Cada una de vosotras por donde quiera que vaya, lleva consigo ese lugar en donde el Corazón de Cristo encuentra amor y descanso.
    Vosotras mostráis al mundo un testimonio ¡ tan grande !, que ni el más incrédulo queda indiferente, el sólo observar los rostros de cada hermana, una recibe como lluvia los destellos del cielo.
    …. Usted dice, Madre, que le punza el dolor de no haberle dado al Señor lo que El le pidió, pienso humildemente que en el experimentar de esa pena está implícito el amor infinito que usted siente por El, y sobresale su voluntad de querer obedecerlo en todo, y esa, es el agua que Jesús le ha pedido para beber…. que reconfortado se ha de sentir El Señor, sabiéndose amado hasta el extremo por su Esposa a quien El ha elegido desde siempre, pues Jesús ya sabía que usted no dejaría posibilidad alguna y que agotaría todos los medios posibles en pos de Amor y de su Voluntad.

    Gracias por todo, Madre Olga María, gracias, gracias por el ejemplo que nos da…

    Un abrazo
    M.Eliana

    Le gusta a 1 persona

  3. Gracias, Madre Olga, por todo cuanto comparte para quienes queremos crecer en la vida cristiana por los caminos que el Señor nos ha colocado para vivir dando testimonio cristiano….
    Hade tiempo que no recibo nada cuando publican un nuevo artículo, siempre formativo … Mi dirección donde los recibía la pongo a continuación. Me gustaría subsanasen el error para seguir recibiéndolo,

    Qué Dios las bendiga y siegan aumentando las vocaciones

    Le gusta a 1 persona

  4. Sólo para decir que no están solas. Dios las llamo y El es la estrella quién con luz potente iluminara a cada una en su caminar. Bendiciones hermanas.

    Me gusta

  5. M. Olga, doy gracias a Dios cada vez que me uno a ustedes por el blog, canciones, sus reflexiones…El Amor y la Unidad, tan pedidas por Jesús, son el gran testimonio que percibimos a contemplar esta Comunidad samaritana. Me uno al comentario de M. Eliana sobre su preciosa reflexión. Unidas en oración. Gracias, Samaritanas. Muchas gracias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s