¿Cuál es el ayuno que el Señor desea?

Viernes después de ceniza, feria

¿Cuál es el ayuno que el Señor desea?

  • Is 58, 1-9a: El ayuno que quiere el Señor.
  • Sal 50: Un corazón quebrantado y humillado, Tú, Dios mío, no lo desprecias.
  • Mt 9, 14-15: Cuando se lleven al novio, entonces ayunarán.

 

Reflexión: La riqueza de las lecturas de hoy es tal, que resulta difícil centrarse en un tema concreto, pero lo intentaré.

El Evangelio es muy hermoso: son los discípulos de Juan los que esta vez le preguntan a Jesús; así como los fariseos preguntaban a Jesús siempre con mala voluntad y deseo de ponerle en evidencia, los discípulos de Juan no… Ellos preguntan simplemente porque no comprenden. Y estos –los discípulos de Juan- vivían una piedad auténtica, sincera… pero estaban muy lejos de comprender a Jesús y su manera de actuar.

No pueden comprender que lo único importante es ESTAR CON JESÚS. Que mientras Jesús esté presente es vano gastar tiempo y energías en otras prácticas y devociones, por buenas que sean…

Estar con Él es el fundamento de cualquier vocación cristiana: “los llamó para que estuvieran con Él. Después los envió, pero el origen de la vocación apostólica es estar con Jesús.

En esta Cuaresma lo principal es volver a Jesús (convertirse) para permanecer con Él. Esto nos dirá el Jueves Santo: que permanezcamos  -de manera estable- en Él.

img_20150906_234254.jpg

Los discípulos de Juan, como los fariseos, aún no han superado la mentalidad de la Antigua Alianza: aún viven pensando que tienen una deuda que pagar. Por eso quieren “hacer cosas” para “cumplir”, para “pagar”.

El novio, nuestro Novio, con Quien hemos hecho Nueva Alianza, nueva Boda, nos ha liberado de todo eso… Ya no hay deuda, ya no debemos “cumplir” nada, somos libres… para estar con el Novio.

El espíritu de conversión de esta Cuaresma nos tiene que llevar a este cambio de perspectiva, de mentalidad, de modo de vivir y de entender la vida, sobre todo la vida espiritual.

Se acabaron el ayuno y el luto mientras Jesús esté con nosotros. Vivir con Él, en su Presencia, es lo que de verdad nos llevará a la auténtica conversión.

Oración: Señor Jesús, “déjame estar Contigo”, como dice la canción, “y echar en olvido todo lo que viví”. Lo grande es que, a pesar de todo “eso” que Tú sabes, puedo permanecer en Ti y en tu Amor. Gracias, porque tu Amor siempre será infinitamente más grande que mi pobreza. Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s